Hoy se cumplen 34 años del Tránsito a la inmortalidad del Sub comandante Evaristo Vásquez (El Chino Santos) guerrillero internacionalista, panameño, revolucionario, sandinista, nicaragüense de espíritu y corazón.

En 1971 se integró al FSLN para luchar junto a nuestro pueblo y la vanguardia sandinista para derrocar a la dictadura somocista. Luego del triunfo de nuestra revolución popular sandinista es asignado al Ministerio del Interior para asumir tareas en defensa de la revolución. Desde el año 1982 asume la jefatura del Ministerio de Interior en Las Minas. A partir de ese momento debido a su trabajo, entrega y disciplina se ganó todo el respeto, estima y admiración de sus compañeros y de los militantes del FSLN.

La mañana del 7 de mayo del año 1985 en la Comunidad de Negro Was del Municipio de Siuna, es emboscado por aproximadamente 350 miembros de la contrarrevolución. El subcomandante Evaristo Vásquez representa al guerrillero que no tiene fronteras, al hombre valiente, intrépido y luchador incansable, inmortalizó una frase que fue ejemplo e inspiración para los militantes de Las Minas: “Siempre se puede dar un poco más, porque lo último que se pierde no es la vida si no la vergüenza revolucionaria”.

Todos los CLS Municipales del día de hoy en el Sector Minero dedican su trabajo al legado del subcomandante Evaristo Vásquez, además se remozó el monumento dedicado a su memoria en la Comunidad de Negro Was y la militancia va acudir al sitio a rendirle homenaje.