El presidente ruso, Vladimir Putin, expresó hoy conformidad con el nivel de colaboración entre su país y Estados Unidos, durante un encuentro en el Kremlin con el secretario norteamericano de Estado, John Kerry, en su primera visita a Rusia.

Putin manifestó que sus contactos con su homólogo Barack Obama permitirán una profundización de los nexos ruso-estadounidenses.

Es agradable que nuestros contactos con colegas de Estados Unidos se mantienen en todos los niveles y de manera regular, declaró el mandatario, tras saludar a Kerry.

Putin evocó al inicio de las pláticas, las conversaciones recientes sostenidas con Obama, en torno a muchos aspectos de nuestras relaciones, apuntó.

Sobre la misiva entregada por el consejero de Seguridad Nacional, Thomas Donilon, tras su reciente visita a Moscú, el mandatario dijo que está en preparación la carta de respuesta a Obama.

La prensa rusa ha especulado en las últimas semanas acerca del contenido de la misiva, que al parecer abordó los puntos más candentes de las relaciones bilaterales, como los planes del escudo antimisiles para Europa, que rechaza Rusia por representar una amenaza a su seguridad y el potencial estratégico.

El tema, sin embargo, no ha trascendido por ahora, en las conversaciones entre Putin y Kerry, según la información proporcionada a la prensa.

A su turno, el secretario de Estado dijo que la solución de una serie de tareas por parte de Rusia y Estados Unidos requiere de un alto nivel de cooperación, "como en los tiempos de la Segunda Guerra Mundial", adujo.

Mostró satisfacción con la comunicación sostenida con el canciller Serguei Lavrov, a pesar de las discrepancias en numerosos temas de la actualidad internacional, como la situación en torno al conflicto en Siria y el apoyo a los grupos armados radicales por parte de Occidente.

De acuerdo con el vocero del Kremlin, Dmitri Peskov, Putin y Obama se reunirán durante la cumbre del G-8, que tendrá lugar en el norte de Irlanda, el 17 y 18 de junio. Con posterioridad, los mandatarios tendrán otra oportunidad de coincidir en ocasión de la cita cimera del Grupo de los Veinte, en San Petersburgo.

Tras su llegada a Moscú, para una visita de trabajo de dos días, Kerry depositó una ofrenda floral ante la tumba del Soldado Desconocido, en las Murallas del Kremlin. Según relató a periodistas, sostuvo pláticas, en la plaza Roja, con veteranos de la Gran Guerra Patria.