El doctor Carlos Argüello, afirmó este lunes, que el fallo de la Corte Internacional de Justicia (CIJ) con sede en la Haya, no tiene relación con construcción de un canal interoceánico, tal y como lo dijo un ex funcionario del gobierno de Colombia y que siguen ocultando la versión verdadera en cuanto a ese tema.

"Las autoridades nicaragüenses siempre han tenido la idea de construir un Canal" recordó el representante de Nicaragua ante ese Tribunal a W radio de Bogotá.

Argüello calificó de "irresponsables" las declaraciones del exviceministro colombiano, Miguel Ceballos, en el sentido de que Nicaragua habría firmado un contrato con una empresa China para la construcción del canal.

"Si con esto se está queriendo dar otra versión o crear engaños, se está actuando muy mal", señaló el diplomático, quien agregó que antes y después del fallo, el Gobierno colombiano siempre ha ocultado la verdad sobre el tema de La Haya y la "sigue ocultando".

Además aseguró que no es cierto que la juez china, influenciada por el supuesto canal interoceánico con Nicaragua, haya incidido en los otros jueces de La Haya para fallar a favor de Nicaragua.

"Es inventar cuentos decir que una persona cambió el parecer de los otros jueces, ya ni cuento chino podríamos llamarlo", concluyó Argüello.

La Corte Internacional de Justicia extendió hacia el oriente la soberanía marítima de Nicaragua en el Caribe, dijo el presidente de la máxima instancia judicial mundial.

Detalló que las coordenadas del complejo trazado de la nueva frontera, que extiende hacia el este la soberanía de Nicaragua, aunque mantiene una lengua de jurisdicción colombiana a la altura de las islas de San Andrés y Providencia, así como en un radio de 12 millas náuticas alrededor de los cayos de Serrana y Quitasueño.

A Colombia, la CIJ atribuyó la soberanía de las principales islas del archipiélago: San Andrés, Providencia y Santa Catalina.

El fallo que es inapelable, puso fin a una controversia jurídica de once años pero que diplomática y políticamente se remonta a 1980, cuando Nicaragua dio por inválido el Tratado Esguerra-Bárcenas de 1928-1930.

La Fuerza Naval del Ejército de Nicaragua está ejerciendo la soberanía sobre las aguas del mar Caribe recuperadas mediante la sentencia de la Corte Internacional de Justicia, CIJ, el 19 de noviembre de 2012, en un largo recorrido que inicia en Puerto Cabezas y que concluye en el cayo Serranía.

El patrullaje por esas aguas es parte de la misión permanente "Paz y Soberanía", del Ejército de Nicaragua, ejecutada desde noviembre, expresó el mayor Guillermo Centeno, funcionario de Relaciones Públicas de esa institución.