El presidente de Uruguay, José Mujica, solicitó una audiencia privada al papa Francisco -el argentino Jorge Mario Bergoglio-, previsiblemente para comienzos del mes de junio, en el marco de una gira de trabajo que realizará el jefe de Estado suramericano por China, España e Italia.

El diario uruguayo La República citó fuentes de la Cancillería al afirmar que Mujica le pedirá al Sumo Pontífice “un mayor acercamiento de la Iglesia Católica a los planes sociales que se desarrollan en Uruguay, en particular hacia aquellos vinculados con la vivienda”.

El Gobierno de Montevideo espera que el encuentro se concrete en el tramo final de la próxima gira internacional que efectuará Mujica. Hasta el momento, la Santa Sede no ha respondido si concederá o no la audiencia, completó el reporte del rotativo uruguayo.

El viaje del presidente a la República Popular China está previsto para el día viernes 24 de mayo, donde estará hasta el miércoles 29, cuando partirá a España, para permanecer allí una semana.

Tras su paso por la nación ibérica, Mujica se dirigirá a Italia, donde tiene previsto visitar la ciudad de Nápoles y, de recibir una respuesta positiva a su petición, la Ciudad del Vaticano.

El papa Francisco fue saludado por el vicepresidente uruguayo, Danilo Astori, quien asistió a su asunción, el pasado 19 de marzo, ocasión en que le trasmitió un saludo de Mujica.

En ese momento, el Pontífice argentino preguntó por el presidente Mujica y su esposa Lucía Topolansky. La misma senadora Topolansky aclaró que ninguno de ellos fue a la ceremonia porque no son creyentes. Sin embargo, “como el Vicepresidente sí lo es, el Presidente consideró más oportuno que viajara él”, aseveró.

Medios locales uruguayos destacaron que el Santo Padre, por su nacionalidad argentina, guarda estrechos vínculos con la Iglesia Católica suramericana, incluyendo la uruguaya.

Francisco ya ha recibido en su despacho a la presidenta argentina, Cristina Fernández, y también al mandatario ecuatoriano, Rafael Correa.

Igualmente, el Gobierno brasileño informó recientemente que el Sumo Pontífice se reunirá con la presidenta Dilma Rousseff, en Río de Janeiro, durante la Jornada Mundial de la Juventud, que tendrá lugar en julio próximo.