La iniciativa de Petrocaribe en América Latina y el Caribe se ha consolidado y esto permite que las economías de la región se mantengan estables, algo que también ocurre en Nicaragua, país que se ha convertido en el eje de la región centroamericana, lo que redunda en que las naciones vecinas también logren importantes beneficios sociales y económicos bajo el modelo de complementariedad y solidaridad.

El periodista y analista político William Grigsby Vado y el ex diplomático Aldo Díaz Lacayo, brindaron sus opiniones sobre los acuerdos alcanzados en la VII Cumbre de Petrocaribe realizada en Caracas, Venezuela el pasado fin de semana, encuentro en el que Guatemala y Honduras ingresaron como miembros de esta iniciativa creada y desarrollada por el Comandante Hugo Chávez, fallecido el pasado 5 de marzo por un cáncer que lo aquejaba desde el 2011.

En el encuentro de Petrocaribe en Caracas se acordó la conformación de una Zona Económica de los países miembros, que permitirá a la inversión, el comercio y el desarrollo compartido para la estabilidad energética, económica y financiera de la región.

Igualmente se acordó que Nicaragua será sede de la próxima Cumbre de Petrocaribe, que se realizará el 29 de junio en Managua, para celebrar el octavo aniversario de creación del bloque integracionista.

Liderazgo de Nicaragua en CA es reconocido

“La idea de Petrocaribe y sus resultados son los que demuestran a toda la región de que es positivo y que es un esfuerzo que nos beneficia a todos”, valoró Grigsby, quien subrayó que el liderazgo de Nicaragua también se ha consolidado y esto permite beneficio a las otras naciones de Centroamérica.

La decisión de realizar la próxima Cumbre de Petrocaribe en el país, demuestra el liderazgo del comandante Daniel Ortega Saavedra en la región, pero también indica que el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, viene a ratificar los acuerdos bilaterales entre su patria y Nicaragua.

“Nicaragua es el eje de Centroamérica como históricamente lo ha sido, lo que ocurre en Nicaragua afecta a toda Centroamérica, si a Nicaragua le va bien, le va bien a la región centroamericana como siempre ha ocurrido y creo que con Daniel le ha ido muy bien a toda Centroamérica. La puerta de entrada a Petrocaribe en América Central fue Nicaragua, (y) si hoy Guatemala puede entrar a Petrocaribe es por Nicaragua, fuimos la puerta de entrada y vamos a ser factor decisivo para la consolidación”, subrayó Grigsby en la revista En Vivo de Canal 4.

El liderazgo del Presidente Comandante Daniel se ratifica cuando promueve las alianzas a lo interno y a lo externo del país, cuando logra que se superen las diferencias ideológicas y se pone en primer lugar la decisión de acabar con la pobreza, uno de los principales objetivos de Petrocaribe y la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA).

“Donde haya beneficios para el país ahí está Daniel, aquí no importa la diferencia ideológica o política, lo importante es si te beneficia como país y creo que esta política exterior de defensa de los intereses nacionales, es lo que te permite consolidar estos espacios. Hay identidad ideológica con el ALBA y hay identidad económica con los demás, el ALBA es el núcleo impulsor revolucionario en América Latina” valora Grigsby.

William expresó que Petrocaribe y el ALBA son espacios en que se promueve la cooperación, la solidaridad sobre la base de las desigualdades, es decir donde exista más desigualdad, mayor apoyo solidario y complementario recibe.

“Hay otros espacios donde nos tratan bastante peor y donde lo que nos exigen es como si fuéramos países desarrollados y piden ventaja como si ellos fueran los subdesarrollados, este es otro espacio, esta es otra naturaleza, eso es muy importante subrayarlo”.

Indicó que de no ser por Petrocaribe y el ALBA las naciones del Caribe y particularmente en Nicaragua, las economías hubiesen sucumbido ante la crisis económica que se generó cuando el barril del petróleo llegó a los 140 dólares hace unos cuatro años.

“Qué hubiera sido de Nicaragua o de los países del Caribe sin Petrocaribe, cuando llegó el barril del petróleo a más de 140 dólares en algún momento. Qué hubiera ocurrido con nuestras economías, seriamos economías en bancarrota, empobrecidas, con convulsiones por todas partes; en cambio tenemos más consolidadas estas sociedades, no sólo en el caso de Nicaragua, estamos hablando también de toda la zona caribeña”, puntualizó el comunicador.

Petrocaribe se consolida como espacio político

Para Díaz Lacayo los acuerdos de Petrocaribe en Caracas, viene a consolidar la iniciativa, pero también permite fortalecer los diferentes frentes de defensa de la Revolución Bolivariana.

“En el caso de Petrocaribe, en el caso del ALBA que ha dado un gran salto, que significa un gran beneficio para los miembros de Petrocaribe y para el ALBA, pero que también significa un avance en el frente de la defensa de la Revolución Bolivariana”, destacó Díaz Lacayo que intervino en la revista mediante un contacto telefónico.

La consolidación de Petrocaribe en el plano político, económico y comercial es una verdad del tamaño de un templo, algo que se ratifica con el ingreso de Guatemala y Honduras.

Nicaragua fue el primer país de Centroamérica en sumarse al ALBA y Petrocaribe, ahora le acompañan Guatemala y Honduras, que han comprendido que este acuerdo les garantiza poder ejecutar programas que ayuden a reducir la pobreza en ese país.

“Ha dado un gran salto Nicaragua porque Nicaragua finalmente es el eje en el SICA como bien lo dijo William (Grigsby) y considerando que ahora Petrocaribe y ALBA van a ser prácticamente la misma cosa, el frente Centroamérica y Caribe en término de defensa de la Revolución Bolivariana se convierte en un frente extraordinario. La cumbre (de Petrocaribe) tiene los efectos estratégicos (…) pero también tienen los efectos político-ideológicos de defensa a la Revolución Bolivariana y son un salto extraordinario y que ubica a la Revolución Bolivariana en el camino de la consolidación y le resta fuerza a las fuerzas contrarias a la Revolución, como bien dijo Daniel Ortega (Presidente de Nicaragua)”, concluyó Díaz Lacayo.