Científicos israelíes encontraron que las relaciones virtuales pueden terminar en un grave trastorno psíquico. Uno de los problemas es no poder ver las señales verbales de la otra persona.

Quizás para muchos no es ninguna novedad, pero al menos ahora la teoría está avalada por un estudio, que señala que el uso constante de las redes sociales como Facebook puede provocar trastornos mentales.

Así lo manifiestan los resultados de la investigación llevada a cabo por científicos israelíes, para el cual se examinó a un grupo de pacientes que no tenían ningún historial de psicosis pero sí problemas para relacionarse, y por tanto sentían con fuerza la soledad. “Todos los pacientes buscaban refugio de la soledad y encontraron consuelo en las relaciones virtuales intensas”, dijo el doctor Uri Nitzan, quien encabezó el estudio.

Así, comprobaron que el principal problema de las relaciones en Internet “que inevitablemente terminan en una ruptura debido a la lejanía geográfica de la pareja, y generando posteriormente una agravación de los trastornos psíquicos. Otro problema es la incapacidad de ver las señales no verbales de la otra persona, así como la tendencia a idealizar al individuo con el que se comunica y establecer un contacto más íntimo, aunque nunca se hayan encontrado cara a cara”, detalló Nitzan.

“Aunque estas relaciones fueron positivas al principio, con el tiempo dieron lugar a sentimientos de menosprecio, traición e invasión de la privacidad”, agregó el doctor, quien explicaba así cómo buscar relaciones a través de Internet pueden provocar mayores problemas psicológicos.

“Dado que el acceso a Internet es cada vez más generalizado, con más frecuencia vemos patologías mentales, y plataformas como Facebook son parte importante de esta historia”, señalan los investigadores de la Universidad de Tel Aviv.

Lo que quedó claro en cada caso es que, a mayor uso de las redes sociales, se producía una progresiva exacerbación de los síntomas psicóticos como delirio, ansiedad y confusión. La investigación fue publicada en la revista israelí de ‘Psiquiatría y Ciencias Afines’.