Más de 500 viviendas en el barrio Miraflores fueron fumigadas para evitar la proliferación del zancudo adulto, trasmisor de enfermedades como zika, dengue y chikungunya.

En este reparto habitan 833 familias en 13 manzanas, las cuales en esta Semana Santa han sido prioridad para el Ministerio de Salud.

La doctora Laura Palacios, del Centro de Salud Francisco Morazán expresó que el propósito es destruir el zancudo, para lo cual realizan esta jornada cada mes.

FUMIGAR1

"Y preparándonos porque ya viene el invierno y es muy importante para que no tengamos epidemias", indicó Palacios.

La doctora hizo un llamado a la población a abrir las puertas a los fumigadores ya que es importante que fumiguen y se elimine ese mosquito adulto que se encuentra dentro de los hogares.

Recomendó destruir los criaderos, permitir la abatización, mantener limpia la vivienda y no tener recipientes o depósitos que puedan convertirse en criaderos.

Doña Marina Valle dijo que es importante que fumiguen y ella colabora con la limpieza en su hogar y no manteniendo recipientes con agua.

FUMIGAR1