Una intensa jornada de amor a Dios, de alabanzas a Cristo y de Fe, se vivió la noche del sábado y madrugada del domingo con una vigilia para celebrar el 40 aniversario de la presencia del movimiento de Renovación Carismática en Nicaragua.

Los predios de la Catedral Metropolitana de Managua fue el lugar al que se convocó a miles de cristianos católicos provenientes de todo el país, para cantar, alabar y renovar su fe y amor hacia la Iglesia Católica, hacia las autoridades eclesiásticas, pero sobre todo hacia Dios Nuestro Señor.

Con el lema “A 40 años de Renovación Carismática avivando la llama del Espíritu Santo como un ofrenda agradable a Dios” y con la presencia de una réplica de la Virgen de Cuapa que recorrió los predios de la catedral, empezó la fiesta católica a la que asistieron ancianos, mujeres, jóvenes, adultos y Monseñor Miguel Mántica Vicario Episcopal Pastoral que oficio la misa solemne.

Los vivas a la Virgen María, a Cristo, al Santo Padre Francisco y a los líderes católicos nicaragüenses, fueron parte de las situaciones acontecidas en el lugar, donde los asistentes llevaron una serie de carteles, mantas o cualquier otro afiche que expresara la devoción por las cosas de Dios.

“Movimiento de Renovación Carismática con gran amor a Dios y a la Iglesia Católica” “Dios, Rey de Reyes, aquí está tu pueblo que te ama”, rezaban las diferentes mantas o afiches que llevaron a esta celebración el pueblo católico”.

“Estamos celebrando esta vigilia con la alegría y el gozo del espíritu por 40 de Renovación Carismática acá en Nicaragua, pues vino para quedarse en este pueblo católico en 1973”, dijo Edwin Sánchez Navarro, coordinador del movimiento en Managua.

Este movimiento conformado por laicos tiene presencia en todas las comunidades del país, mismo que es fortalecido y sostenido por el espíritu santo. La presencia de la Virgen de Cuapa en esta celebración, es motivada por el 33 aniversario de su aparición en el municipio de Cuapa en Chontales. El Movimiento de Renovación Carismática tiene sus orígenes en Estados Unidos, Nueva York cuando se formó en el año 1967.

“Renovación Carismática ha sido un movimiento que ha venido a despertar en la Iglesia el carisma del espíritu, ha significado un despertar en Nicaragua y en el mundo entero”, destacó Monseñor Mántica cuando hizo su valoración sobre esta jornada del pueblo laico.

En sus palabras a la feligresía católica, Monseñor Mántica agradeció a Renovación Carismática ese inmenso amor que ha profesado a Dios, a la multiplicación del evangelio por todas las comunidades del país.

“Se han distinguido por ser un movimiento que trabaja en fidelidad con la Iglesia, con Dios y se ha dedicado a fortalecer el espíritu de la fe y el cariño por las cosas de Dios”, agregó Mántica.

Doña Petrona Pavón originaria de San Marcos y con más de 20 años de pertenecer a este movimiento católico, dijo que la celebración permite al pueblo fortalecer su fe hacia Dios, “porque venimos a abrazar al Rey de Reyes, a glorificar su nombre, unidos en una sola voz para darle gracias infinita”.