Felices se mostraron 30 familias tanto de los municipios de Chinandega y El Viejo, quienes recibieron este fin de semana de parte del Gobierno del comandante Daniel Ortega y de la compañera Rosario Murillo, un total de 30 viviendas, en cuya construcción participaron, uniendo así la restitución de sus derechos a tener una casa digna y el tema de la responsabilidad compartida.

Las viviendas fueron entregadas en dos actos distintos realizados tanto en Chinandega, en el barrio Alex Centeno, como en la comunidad Hermanos Real Espinales, de la ciudad de El Viejo, en el departamento de Chinandega.

En ambos sitios hubo una nutrida asistencia de pobladores, quienes acompañaron a las autoridades nacionales del Instituto Nicaragüense de la Vivienda Urbana y Rural (INVUR), encabezados por la compañera Judith Silva, y los alcaldes de ambas municipalidades.

Al respecto Matha Lissette Cruz Espinales manifestó ”es una gran bendición de Dios y doy gracias también al Comandante Daniel Ortega por esta casa".

“Antes me mojaba y salía triste a trabajar, porque mis hijas quedaban ellas solas en mi casita de plástico, ahora me voy más tranquila a mi trabajo porque la casa es segura”, destacó la compañera Cruz Espinales.

Por su lado Jeannette Isidra Pérez dijo “mi vida cambió totalmente gracias a Dios, a mi presidente y a la compañera Rosario Murillo que me ha apoyado con este proyecto por el cual tengo derecho a mi casa, que es real, es verdadero, además me dan un bono alimenticio para mi niño que es enfermo”.

Ya no se mojarán

“Ahora ninguno de los dos nos vamos a mojar, antes vivía en forma muy crítica, mi casita era de zinc y tabla y ya estaba a punto de caerme encima, pero ahora estoy feliz”, destacó la compañera Pérez.

Por su lado Evelia Aracely Trujillo afirmó que está muy alegre porque ahora vive en forma digna con su casita, ahora hay gran diferencia entre el cuartito que me servía de casa y con la que el gobierno del presidente Daniel Ortega restituyó mi derecho a tener una vivienda digna”.

Beatriz del Socorro Tinoco también manifestó su alegría por tener una casa nueva, diciendo “gracias a Dios y al presidente Daniel Ortega y a la compañera Rosario Murillo porque ahora ya no me voy a mojar este invierno y la construcción es mucho más segura, ahora vivo en una casa digna".

Entre tanto, el anciano Rafael Flores Paniagua, dijo "gracias a mi Señor que me ha ayudado y aquí estoy con mi casita tranquilo, con la casita que siempre quise tener en este barrio y con la cual me favoreció el presidente Daniel Ortega y la compañera Rosario Murillo, quienes están haciendo mucho bien a las familias más pobres”.

Por su lado, la compañera Judith Silva, presidente ejecutiva del INVUR, afirmó que el gobierno del presidente Daniel Ortega entregó esas 30 viviendas a igual número de familias de Chinandega a fin de restituirles el derecho de vivir dignamente, porque antes vivían en condiciones vulnerables, en riesgo.

En el caso de Chinandega, destacó que el Concejo Municipal aprobó presupuesto para 100 viviendas más y próximamente estarán trabajando en construir un barrio modelo, El Limonal, donde se va a dignificar a una parte de las familias de Chinandega para que tengan mejores condiciones de vida.

Destacó que a nivel nacional se ha estado trabajando bajo el nuevo modelo de responsabilidad compartida, en la cual las familias y el Gobierno Sandinista no sólo velan porque se cumpla con el derecho a la salud y la educación, sino que también han estado trabajando en la construcción de sus viviendas y han aportado alrededor de tres mil córdobas para ese objetivo.

Añadió la compañera Silva que entre viviendas nuevas y mejoramiento de casitas, la proyección de construcción para este año a nivel nacional es tres mil 800 viviendas para familias de extrema pobreza, en riesgo o familias con niños discapacitados.