En homenaje al compañero Carlos Agüero Echeverría, comandante Rodrigo, la comunidad estudiantil de la Universidad Nacional de Ingeniería (UNI) protagonizó un conversatorio en el que se abordó a profundidad la Ley 985, Ley para una Cultura de Diálogo, Reconciliación, Seguridad, Trabajo y Paz, la que demuestra las claras intenciones del gobierno de Nicaragua por crear un ambiente de unidad en las familias y el pueblo nicaragüense.

La ponencia a cargo del diputado Carlos Emilio López, destacó que la paz es sinónimo desarrollo y progreso, es una construcción social y en Nicaragua ha sido evidente, reflejándose en el crecimiento y desarrollo de la salud, educación y el acercamiento del progreso a las comunidades.

“La paz es un derecho universal, inalienable e intransferible de los pueblos y naciones. Dentro de la gama derechos está el derecho a la autodeterminación, independencia, soberanía y paz, los nicaragüenses tenemos derecho a la paz la cual es una condición indispensable para el crecimiento económico, para que el país siga alcanzando niveles desarrollo humano, sostenible, colectivo, integral y multidimensional”, enfatizó.

Tras la presentación del objetivo principal de la ley, el compañero Víctor Arcia, vicerrector de la UNI, señaló que la paz es vital para el desarrollo socioeconómico del país, siendo la ruta indispensable para transitar por senderos de la construcción socioeconómica, convivencia y armonía.

“En estos momentos en los que el Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional busca en la mesa de negociación por el entendimiento y la paz los caminos que conduzcan al logro de nuestros objetivos. Parece una tarea fácil practicar la humildad, el entendimiento, comprensión, respeto y tolerancia, pero es una tarea difícil para el ser humano. Cómo comunidad universitaria, estamos llamados a ser escenarios de promoción y práctica de los valores para abordar con profundidad los aspectos fundamentales de la política nacional que promueve la cultura de paz”, señaló.

El abordaje de la ley con los estudiantes generó estados de opinión positivos, lo cual demuestra que la sociedad nicaragüense desea vivir en armonía y seguir prosperando a como se venía haciendo hace un año.

“Para nosotros es importante fortalecer la cultura de paz desde nuestras universidades y es lo que el pueblo nicaragüense desea, desde los recintos estamos concientizando a los estudiantes para que ellos sean partícipes de la ley que nos beneficia a todos”, subrayó Álvaro Jirón.