La denominada “Marea Blanca”, un bloque de ciudadanos, particulares y profesionales del sector salud de Madrid (España), tienen todo listo para que a partir de este domingo se realice un referendo que busca rechazar el plan de mercantilización de la Sanidad Pública emprendido por el Gobierno de esa entidad, y que entre otras cosas, pretende privatizar seis hospitales y 27 centros de Salud.

Tras meses de protestas y manifestaciones, el colectivo decidió hacer un referendo para consultar a la ciudadanía qué opina de esta medida.

Bajo la pregunta ¿Está a favor de una sanidad pública y en contra de su privatización? los madrileños y residentes de toda la comunidad podrán fijar posición en una jornada que se extenderá desde el domingo 5 al viernes 10 de mayo.

Las mesas electorales destinadas para la consulta, unas dos mil 500 urnas, se distribuirán por plazas centrales, calles, parques, centros sanitarios y educativos de los distintos municipios de Madrid.

El objetivo de la iniciativa, tal y como se indica en la web consultaporlasanidad.org, es que “sea la población quien decida, ya que dichas privatizaciones no estaban en el programa electoral” presentado por el partido a las últimos comicios autonómicos, que tuvieron lugar en mayo de 2011, “lo cual es un fraude a la democracia”, expresa el manifiesto digital del colectivo.

Los organizadores utilizarán el resultado de la consulta para articular una iniciativa ciudadana que se remitirá a la Asamblea de Madrid, a las Cortes Generales y al Parlamento Europeo, según explica Pilar Esquinas, abogada de la coordinadora.

"Con este objetivo se han diseñado hojas de recogida de firmas de conformidad con el reglamento del Parlamento Europeo, que establece un plazo de 18 meses para la validez y utilización de las firmas”, resaltó la responsable de la asistencia jurídica de la consulta.

Según la Constitución Española de 1978 "se reconoce el derecho a la protección de la salud". La Ley española también expresa que "la soberanía reside en el pueblo".

Por su parte, la Declaración Universal de Derechos Humanos, establece que son derechos fundamentales de las personas el derecho a la salud y la asistencia médica.