Chicas convocó a la población a acudir temprano a las urnas y ratificó las garantías de limpieza y transparencia del proceso, en un mensaje a la nación transmitido por una cadena nacional de radio y televisión.

El magistrado se dirigió al país desde el Instituto Nacional Francisco Menéndez (Inframen) de San Salvador, acompañado por cerca de 200 invitados, entre ellos un grupo de observadores internacionales.

 

Minutos después, a las 07:00 hora local (13:00 GMT), fue programada la apertura de las urnas, que cerrarán a las 17:00 (23:00 GMT).

Chicas destacó el gran esfuerzo organizativo de los empleados del Tribunal y personal contratado para garantizar el desarrollo exitoso del derecho al sufragio, en lo que describió como la mayor movilización humana en tiempos de paz.

Resaltó también el apoyo del gobierno, la policía, el ejército, la Fiscalía General y otras instituciones en la preparación y desarrollo de la cita.

Recordó que en esta oportunidad, 185 municipios de la nación cuentan ya con el voto residencial, dentro de un plan que comenzó en 2006 por siete de esas demarcaciones y se amplió a 23 en las elecciones de 2009.

La decisión acerca las urnas a las viviendas de los electores y sustituye el sistema de organizar el padrón por orden alfabético y ubicar los centros de votación sólo en zonas urbanas.

Recordó que están habilitadas para ejercer el derecho al sufragio cuatro millones 564 mil 969 personas, distribuidas entre mil 148 centros de votación y 10 mil 708 juntas receptoras de votos.

Nueve partidos se inscribieron ante el TSE, pero sólo dos, el Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) y la Alianza Republicana Nacionalista (Arena), presentaron listas completas de candidatos.

Según los reportes iniciales de la prensa, los primeros en votar son los miembros de las Juntas Receptoras de Votos, aunque el inicio del sufragio se encontraba retrasado en relación con la hora de inicio.

No obstante, desde antes de las 07:00 ya se observaban filas, hasta de 50 metros de largo, en numerosos centros de votación, según se apreció en las imágenes de la televisión.

Desde mucho antes, los responsables de las juntas electorales y los representantes de los partidos se encontraban en esos lugares.