Familias del barrio Rubén Darío en el distrito I, no dudaron en abrir la puerta de sus hogares para que los brigadistas realicen la jornada de fumigación que orienta el Ministerio de Salud.

Luego del aviso casa a casa, cada familia salió de sus hogares, para permitir la fumigación que mata al zancudo adulto, transmisor del dengue, zika y chikungunya.

Silvia Flores del Centro de Salud Roberto Herrera, afirmó que además de la jornada de fumigación se realizan jornadas de abatización y sensibilización.

fimugar2

"La abatización elimina larva o huevo, y en la sensibilización es donde se orienta a las familias a mantener patios limpios, cepillar pilas y eliminar posibles criaderos", expresó.

Doña Mercedes Martínez señaló que es importante dejar fumigar las casas por la salud de todas y todos.

"Mi casa, aunque es pequeña, la mantengo limpia y es por eso que todos debemos sumarnos a esta fumigación", añadió.