En algún momento de tu vida has visto o has escuchado el término "Turismo Negro", pero ¿conoces realmente su significado?

Está disciplina se asocia con visitar un determinado lugar donde el principal atractivo son sitios en el cual han ocurrido sucesos, desgracias que ha provocado muertos y ha quedado marcado en los corazones de los habitantes de esa zona.

En Nicaragua no es muy común escuchar a las personas hablar de esta práctica, pero realmente si existe y expertos han evaluado que el país tiene mucho potencial; ya que estadísticamente los principales visitantes externos son jóvenes y adultos mayores en busca de explorar cada mínimo detalle de historia y más aún, sí está acompañado de un poco de oscuridad.

Actualmente en el país contamos con algunos sitios como:

Fortaleza El Coyotepe en Masaya, construido en 1893, posteriormente convirtiéndose en una cárcel para presos políticos durante el gobierno de los Somozas, dónde se presenció torturas, asesinatos por parte de la entonces "Guardia Nacional". Ahora el lugar está habilitado para recibir visitantes y los cuales muchos aseguran haber vivido experiencias paranormales dentro de él.

Ruinas de León Viejo, este sitio en particular no es tenebroso, pero la historia de violencia que se vivió ahí está reflejado en las maquetas de exhibición, dónde demuestra el sadismo con el que torturaban y asesinaban de las maneras más crueles a los indígenas por parte de la corona española.

La loma de Tiscapa en Managua, zona que está ligada con la guerra vivida hace unos años contra la dictadura somocista, este lugar era cede de la casa presidencial, la cual, fue utilizada por 12 presidentes de Nicaragua.

Donde el último en ocuparlo fue Anastacio Somoza Debayle; lugar que era ocupado como zona de tortura para todos aquellos aliados del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN).

La historia de Nicaragua se caracteriza por estar ligada a constantes guerras, disputas por el poder que ha sido de gran interés para los turistas internacionales.