La compañía de Google se despedirá este 2 de abril de diferentes servicios que no tuvieron la aceptación esperada, uno de ellos es Inbox y Allo.

Con la cancelación de estos servicios la compañía de Google apostará de manera prudente a la creación en el desarrollo de los RCS (Rich Communications Services) a través de Android Messages, un producto que es parecido al establecido por Apple con mensajes entre los equipos de su ecosistema.

Es probable que los usuarios no extrañen mucho a Allo y Google +, pero otros servicios que ha decido cancelar la compañía si serán recordados con mucho cariño, como es el caso de Google Reader los números simplemente dejaron de sumar para los de Sergey Brin y Larry Page y desde la compañía se tiró del cable sin más miramientos.

Mientras Google fotos es aparte, pues este servicio gratuito de almacenamiento de fotografías es el que más suspicacias genera puesto que, sobre el papel, la firma californiana por el momento no está obteniendo la rentabilidad deseada.

En cuanto al resto de los principales productos de la casa, Gmail, Google Docs o YouTube, entre otros, suponen la esencia del modelo de negocio.