Jennifer Aniston se convirtió nuevamente en el centro de las miradas, ante una serie de rumores sobre que podría estar embarazada.

Estas especulaciones en torno a la actriz estadounidense, de 44 años, surgieron mientras posaba para los fotógrafos durante una gala celebrada en el Soho House de West Hollywood. En las imágenes, aparece luciendo orgullosa una nueva figura más rellenita y con un peso corporal mayor al habitual; además de apoyar una de sus manos en el vientre.

Durante la gala, en la cual fue presentado oficialmente el libro de Mandy Ingber, profesora de yoga de Aniston, llamó la atención este gesto tan típico en las mujeres embarazadas de todo el mundo. Sin embargo, tanto la actriz como la escritora declinaron referirse públicamente al asunto.

Asimismo, Jennifer Aniston declinó explicar las razones por la cuales eligió lucir para esa ocasión un vestido de color negro, con corte en la cintura, y una amplia falda con vuelo a manera de conjunto.