Bradley Cooper se convirtió en el tercer actor que renuncia a ser el protagonista masculino de "Jane Got a Gun", la película protagonizada por Natalie Portman.

Según explicó el actor nominado al Oscar de la Academia de Hollywood por la película "Silver Linings Playbook", de David O. Russell, "la razón para renunciar a este proyecto cinematográfico se debe a problemas de agenda, ya que me encuentro rodando 'American Hustle', una comedia junto a Russell, y debo cumplir con la gira promocional de la nueva entrega de la saga 'The Hangover'."

Antes de Cooper, primero fue Michael Fassbender quien abandonó el rol protagónico de esta cinta argumentando problemas de agenda; seguido de Jude Law, quien declinó participar ante la renuncia de Lynne Ramsay en la dirección y su posterior reemplazo por Gavin O'Connor.

En este momento, suenan como fuertes para protagonizar "Jane Got a Gun" los actores Jake Gyllenhaal y Joseph Gordon-Levitt.