La Comisión Nacional Ganadera (Conagan) y la Cámara Nicaragüense de Plantas Procesadoras de Carne Bovina (Canicarne), continúan insistiendo a los ganaderos nacionales en el uso correcto del medicamento conocido como ivermectina, el cual en concentraciones superiores al 1% puede causar problemas a la salud humana.

Estas organizaciones aseguran que el medicamento en concentraciones menores a lo advertido, es muy bueno, pero que debe ser usado de manera correcta y aplicar el período de retiro que establecen las normas nacionales e internacionales.

Si bien ya hace casi un mes que el Ministerio Agropecuario emitió un comunicado restringiendo el uso de este medicamento, algunos productores continúan aplicándolo de manera inadecuada.

“Esa falta de conocimiento es lo que los ha llevado a ellos (a los ganaderos) a hacer mal uso del producto. El producto es muy bueno, pero hay que usarlo correctamente”, dijo René Blandón, presidente de Conagan.

Blandón manifestó que la principal responsabilidad de la aplicación de la norma es de los ganaderos, no obstante, afirmó que el gobierno debe acelerar la realización de exámenes y de esta manera apoyar los esfuerzos de las plantas procesadoras, las cuales han adquirido laboratorios valorados en aproximadamente 90 mil dólares para tratar de frenar este problema. La no aplicación de la norma pone en riesgo los mercados y toda la cadena productiva nacional, afirmó Blandón.

De acuerdo a Juan Sebastián Chamorro, presidente de Canicarne, ellos han venido trabajando con el Magfor para establecer sanciones fuertes cuando se detecte un uso inadecuado de ivermectina.

“Nosotros como cámara estamos bastante satisfechos con esta medida, pero es muy importante darlas a conocer al gremio ganadero”, dijo, insistiendo en que estos deben aplicar el período de retiro en caso de haber aplicado este medicamento.

Cabe señalar que el año pasado la ganadería representó el 24% de las exportaciones totales de Nicaragua, al generar más de 600 millones de dólares. Entre los principales mercados de destino se encuentra Venezuela, país a donde va el 40% de la producción de carne nicaragüense.