La feria cubrió buena parte de la plaza de la Máximo Jerez, donde comerciantes locales exhibían sus productos, ente ellos verduras, frutas, repostería, bisutería, cebollas, mangos, mandarinas, limones y cocos, además de chicha bruja, entre otras cosas, dijo Karla Chamorro, del comité organizador.

Los comerciantes estaban también exhibiendo y vendiendo camisetas con distintos logotipos, artículos de bisutería, comidas de todo tipo, bujías ahorradoras y vinos de frutas elaborados nacionalmente.

Diversión para los niños

Entre tanto los niños se divertían en los juegos como el brinca brinca, mientras adultos degustaban comidas hechas por pequeños empresarios de la localidad, así como refrescos de todo tipo, carne asada y enchiladas, entre otros platillos.

Otro servicio que estaba siendo muy visitado fue el que prestó el Ministerio de Salud con una buena batería de médicos sandinistas, ente hombres y mujeres que llegaron hasta la Casa Sandinista que sirvió de local para atender a parte de la población de la Máximo Jerez y barrios vecinos que se encontraban con algunas dolencias.

Entre los servicios de salud que fueron prestados estaban el examen de VIH, papanicolao, el exudado vaginal, pediatría, medicina interna y farmacia.

También se hicieron presentes a la feria, con sus stand, del Instituto Nicaragüense de Turismo, el Instituto Nicaragüense de la Pesca, el Instituto Nicaragüense de Seguridad Social que también estaba vendiendo las bujías ahorrativas, el Instituto Nicaragüense de Pequeña y Mediana Empresa, la Empresa Nacional de Alimentos Básicos, así como el Ministerio Agropecuario y Forestal.