Más de 300 niños del colegio José Dolores Estrada, del distrito II de Managua, celebraron este viernes el 227 aniversario del natalicio del general José Dolores Estrada, héroe nacional que expulsó a los filibusteros yanquis el 14 de septiembre de 1856.

Los niños de la escuela pública de preescolar y primaria, recordaron en el centro que lleva el nombre del héroe, la gesta que libró el general Estrada en la emblemática hacienda de San Jacinto, donde expulsó a 300 filibusteros de William Walker que habían salido de Granada.

La directora del centro, profesora Deyanira Arana, recordó que el general Estrada escribió un capítulo más de lucha contra las intervenciones norteamericanas en Nicaragua”.

Recordó que ese legado que dejó el general Estrada a los nicaragüenses fue respaldado por el decreto gubernamental que lo declaró héroe nacional el 17 de agosto de 1971, habiendo nacido el 16 de marzo de 1792 en el municipio de Nandaime. Sus padres fueron Timoteo Estrada y Gertrudis Vado.

Por lo tanto, “ese legado nosotros se los hemos explicado a los niños y niñas como parte de la historia de ese bagaje cultural”.

La actividad del colegio fue una velada cultural para los niños desde el preescolar hasta el último año de primaria realizando a continuación una actividad deportiva donde participó el colegio Paul Harris.

La docente Elieth de los Angeles Alvarado López, del preescolar, dijo que “para nosotros es un orgullo que nuestro colegio lleve el nombre del héroe nacional y por esto todos estamos celebrando el 227 aniversario de su natalicio”.

Además, “le damos gracias a nuestro Buen Gobierno que nos da la oportunidad de brindarles la educación a los niños y niñas a quienes les enfatizamos los valores de nuestros héroes nacionales y como un ejemplo a seguir con nuestro Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional”.

El niño Kevin Antonio González Garay, del tercer ciclo quinto y sexto, recordó que el General Estrada es un héroe nacional que luchó contra los filibusteros yanquis “para que nuestra Patria esté en paz y armonía”.

“Quiero agradecer a mi presidente comandante Daniel Ortega por reparar nuestra escuela; también quiero agradecer por los alimentos (merienda escolar) que dan en esta escuela”, agregó.

Recordó que “en 1980 nuestro colegio era mitad de madera y mitad de piedra, en el techo se nos pasaba el agua, pero gracias a nuestro presidente Daniel Ortega que lo vino a restaurar, ahora tenemos techo bueno, paredes buenas y alimentos básicos”.

El niño Erick Gonzalo Obando Romero, del tercer grado de primaria, dijo que el general José Dolores Estrada “luchó por la paz de Nicaragua y celebrarlo es porque esto significa un amor que tengo para él”.