El Instituto de Protección para la Sanidad Agropecuaria (Ipsa) y la Asociación Nacional de Avicultores y Productores de Alimentos (Anapa) firmaron un convenio de colaboración que vendrá a fortalecer el programa nacional avícola para la prevención de enfermedades.

El compañero Ricardo Somarriba, director ejecutivo Ipsa, indicó que este es el noveno convenio que se firma para procurar la sanidad.

Explicó que la vigilancia de país la ejecutan utilizando biotecnología y un equipo completo de veterinarios en las líneas de granjas, mercados y traspatios.

Detalló que "año con año hay un fondo donde definimos la estrategia de desarrollo de país para la protección fitosanitaria. A través de todo eso hemos logrado que por primera vez se exporte concentrado a El Salvador y está aprobada en Costa Rica y harina de carne y hueso a México", apuntó Somarriba.

El fondo que aporta Anapa es de 211 mil dólares y el gobierno de Nicaragua aporta 300 mil dólares como contrapartida para poder hacer el trabajo. Los fondos son manejados por el organismo internacional Oirsa.

Por su parte, Alfredo Vélez Lacayo, presidente de Anapa, señaló que están buscando más mercados de exportación.

"La calidad de Nicaragua es reconocida por los mercados norteamericano, europeo y asiático, sin embargo, en Centroamérica aún hay retos", comentó.

"Reconocemos que el Ipsa hace un trabajo técnico impecable de orden nacional. Nicaragua tiene un estatus sanitario avícola de primer orden, somos parte de la barrera de Norte hacia el Sur de enfermedades avícolas", recalcó.

"El convenio beneficia al pueblo de Nicaragua al tener una producción avícola de alta calidad que garantiza que el huevo, el pollo y los alimentos balanceados que consumen sean de primer orden", finalizó Vélez Lacayo.