La incidencia de la plaga de roya afectará este año la calidad del café en Nicaragua, más que la producción, afirmó hoy el titular del Ministerio de Fomento, Industria y Comercio (Mific), Orlando Solórzano.

El ministro instó a los productores a reacomodarse a la nueva coyuntura y a convivir con el cabio climático, al cual atribuyó en buena medida la expansión de esa epidemia por los cultivos de cafeto en este país y en buena parte de América Latina.

Los cafetales no estaban preparados para recibir el impacto del aumento de las temperaturas debido al cambio climático, reflexionó y recordó que los más dañados en este ámbito son los pequeños productores por la falta de recursos para enfrentar los nuevos desafíos.

La falta de plata, la escasa atención de algunos y otros factores incidieron en la expansión de la roya, cuyas afectaciones pueden percibirse tanto en las hojas de las plantas como en la cosecha, lamentó.

Significó la articulación de los planes del gobierno de Daniel Ortega con los intereses de los productores privados, lo cual es reconocido en el mundo, según el ministro del Mific.

Hay consenso entre los primeros y el gobierno, por el enfoque de desarrollo que prioriza este último y no centrado sólo en el ataque a la roya, subrayó.

La incidencia creciente de esa plaga motivó a pensar un poco más en la parte tecnológica para aumentar la productividad y la calidad, a partir del mejor manejo de los cultivos y del uso de distintos tipos de semillas, explicó.

Solórzano declaró a la revista En Vivo, del Canal 4 de la televisión, que el impacto del hongo hemileia vastatrix podrá notarse más en términos de producción en el próximo ciclo agrícola, que inicia este mes y abarcará parte de 2014.

Sin embargo manifestó su confianza en que puedan obtenerse mejores resultados gracias a la combinación del programa interno de respaldo a los caficultores más afectados con el apoyo internacional.

Nicaragua produce 1,5 por ciento del café que llega al mercado mundial, pero posee premios por el mejoramiento de la calidad de ese producto y obtiene precios por encima de los que rigen en ese plano, comentó.

Respecto a la visita del director ejecutivo de la Organización Internacional del Café, el brasileño Robéiro Oliveira, confirmó en que esta puede redundar en ayuda económica para revertir los efectos de la roya en este país.

Oliveira dialogó con todos los eslabones de la cadena productiva y de comercialización del café en Nicaragua y aseguró que buscará fondos para financiar proyectos en esta región contra ese hongo, que provocó la pérdida de 550 millones de dólares y 441 mil puestos laborales en Centroamérica.