La compañera Rosario Murillo, vicepresidenta de Nicaragua resaltó la celebración del Día Internacional de la Mujer destacando todo lo que como país en materia de derechos de la mujer hemos alcanzado y nos hemos preparado para seguir caminado, haciendo camino al andar.

Dijo que hoy es 8 de marzo, pero a las mujeres deben reconocerse como fuerza de triunfo y fuerza de victoria todos los días, “porque la mujer nicaragüense es absolutamente responsable, somos efectivas, somos insignes trabajadores, somos emprendedoras y aprendemos todos los días de todas las posibilidades de crecer en conocimiento y crecer en calidad humana que nos ofrece un nuevo día”.

Felicitémonos en luchas y victorias, felicitémonos en todo lo que hemos caminado para llegar a este día. Siempre nuevos días, siempre creando nuevos tiempos, siempre habitando los nuevos días, los nuevos tiempos para creer, para crear y para avanzar como hemos venido avanzando paso a paso y siempre más allá en este mundo y en este país donde las mujeres de la mano de Dios y para su gloria hemos venido alcanzando los espacios de protagonismo que merecemos”, subrayó la compañera Rosario.

Expresó que cuando piensa en todas las rutas que las mujeres de Nicaragua han seguido, todas las encrucijadas que ha atravesado, “siempre digo que las mujeres tenemos en Nicaragua una fortaleza singular y una fuerza que yo califico de fuerza y fortaleza de victorias. Somos únicas y originales como nuestra Nicaragua. Y en esa fuerza singular, en esa fortaleza de victoria, distingo, veo puntualizo, marco, esa especial condición de ternura en nuestros corazones, de responsabilidad en nuestros corazones de mujeres nicaragüenses, sin abandonar el camino de realizaciones merecidas, de derechos que tenemos y que merecemos, sin abandonar todos los espacios de protagonismo, social, económico, político, cultural, sin abandonar esos espacios, nosotros asumimos nuestras responsabilidades en la pareja, en la familia, en nuestro hogar, con nuestros hijos, con nuestros padres, madres, abuelitos si tenemos la dicha de contar con ellos todavía, en este plano de vida, nuestros nietos y toda la familia ampliada. Asumimos nuestra responsabilidad y cultivamos y cosechamos cariño todo los días, cariño y solidaridad. Y eso creo que es una particularidad de nuestra condición de mujeres, aguerridas, valientes que sabemos luchar en todos los campos y que sabemos preservar nuestro corazón lleno de ternura para crear, seguir creando y seguir cultivando los valores de familia y comunidad donde debemos, donde instalamos cada día, la necesidad humana de aprender a convivir armoniosamente y de aprender a practicar el respeto a la dignidad de todos”, agregó.

 La vicepresidenta compartió el mensaje MUJERES, FUERZA DE VICTORIAS ! emitido por el Consejo de Comunicación y Ciudadanía dirigidas a todas las mujeres.

“Nos abrazamos y saludamos compañeras en este nuevo día, en este nuevo mundo, porque todos los días al amanecer con vida y a la vida estamos creando propiciando con nuestra labor, con nuestra capacidad, con nuestro talento con nuestro amor, un nuevo mundo, un nuevo país, asimiento todos los desafíos, sin empequeñecernos, sin atemorizarnos, sino todo lo contrario, creciendo todos los desafíos, creciendo y siendo cada vez más fuerza de victoria, cada más orgullo de nuestro país”, enfatizó.

La compañera Rosario Murillo señaló que una hermana le envió una moneda muy especial, mexicana, con la imagen de Sor Juana Inés de la Cruz.
En ese sentido dio lectura a un poema de esta singular, especial heroína de la lucha por los derechos de las mujeres.

¿En perseguirme, mundo, qué interesas?

¿En perseguirme, mundo, qué interesas?
¿En qué te ofendo, cuando sólo intento
poner bellezas en mi entendimiento
y no mi entendimiento en las bellezas?

Yo no estimo tesoros ni riquezas,
y así, siempre me causa más contento
poner riquezas en mi entendimiento
que no mi entendimiento en las riquezas.

Yo no estimo hermosura que vencida
es despojo civil de las edades
ni riqueza me agrada fementida,

teniendo por mejor en mis verdades
consumir vanidades de la vida
que consumir la vida en vanidades.

“Hermosísimo y decidor de Sor Juana Inés de la Cruz. No queremos consumir la vida en vanidades, queremos transitar por este plano de vida, creando un país mejor, una sociedad mejor, una comunidad mejor, sirviendo a la paz, haciendo paz, construyendo cariño, entendimiento, valores todos los días para que vivamos con calidad, vivamos desde el espíritu, vivamos desde la inteligencia, y desde la suprema inteligencia que es Dios, que nos mandata a hacer bien, a transitar por caminos de paz y bien. Dios nuestro señor que quiere lo mejor para nosotros y que nosotros que queremos trabajar, también todos los días para lo mejor en cada una y en todo”, enfatizó.

Reiteró el saludo del Comandante Daniel a todas las mujeres, “nos abraza, se compromete más y más cada día con esta Nicaragua cristiana, solidaria, fraternal, esta Nicaragua donde hay un lugar especial que hemos alcanzado por nuestros méritos nosotras, un lugar especial de protagonismos y derechos plenos para las mujeres. Y manda un abrazo a través mío a todas las mujeres de todas las edades, reconociendo nuestro aporte, aporte inmenso infinito a esta Nicaragua que hoy vivimos y donde todos nos hemos comprometido con edificar paz y bien, con avivar paz y bien, con reencontrarnos en paz y bien, con liberarnos del egoísmo, de cualquier sentimiento negativo, del odio, liberarnos de cualquier emoción que no traiga el bien común, el bien para todos, lo que necesitamos y queremos consolidar en esta patria libre, patria de amor y paz”, finalizó.