Con el objetivo que la comunidad logre identificar las vulnerabilidades ambientales y sociales asociadas al cambio climático, culminó el taller sobre “Implementación de medidas de adaptación ante el riesgo del cambio climático en el corredor seco de Nicaragua”, desarrollado por el Ministerio del Ambiente y los Recursos Nautales, Marena.

“Queremos lograr con el taller de hoy, que los representantes de estas comunidades se empoderen con herramientas, para la Adaptación ante el Cambio Climático, que adquieran nuevos conocimientos y que valoren la importancia de la organización comunitaria, para mejorar su capacidad de respuesta ante eventos climáticos extremos, es muy irmportante que las familias estén preparadas ante eventos, que se prevé con esta variabilidad climática sean cada vez más frecuentes e intensos”, aseguró Jacsemkim Mendoza, Responsable del Componente de Gestión Comunitaria en cuencas del Programa AGRIADAPTA.

Es de vital importancia que las familias que habitan en comunidades vulnerables sepan cómo deben de actuar en conjunto, para poder dar respuesta imediata, segura y garanticen sus medios de vida, su finca, su producción, y sean familias mucho más resilentes ante los embates del cambio climático.

En la comunidad Cuajachillo, en el Municipio de Ciudad Sandino, vive doña Celia Vivas, quien explica que la variabilidad del clima hace estragos en su comunidad y agradeció el respaldo que el Gobierno les ha brindado, con capcitaciones y programas ambientales que garantizan la seguridad alimentaria de su comunidad.

“Estamos aquí primeramente, para fortalecer los conocimientos y ponerlos en práctica en las comunidades, de hecho ya nosotros venimos trabajando con el programa AGRIADAPTA, el Gobierno nos ha facilitado herramientas también, y estamos reforestando la comunidad, tenemos reservorios de agua y estamos sembrando semillas que se adapten a la sequía osea, estamos acostumbrándonos al cambio climático”, detalló Vivas.

“Ahorita estamos trabajando a nivel institucional con todos los organismos que tiene que ver con la adaptación ante el cambio clinático, como Alcaldía trabajamos en el estrablecimiento de viveros forestales comunitarios y con MARENA coordinamos la campaña Nacional de Prevención y Atención de Incendios Forestales y Agropecuarios”, informó Noel Cordonero, director de la Unidad de Gestión Ambiental Alcaldía Tipitapa.

En el taller que tiene una duración de dos días participaron técnicos del MARENA e INTA, protagonistas de las iniciativas comunitarias y promotores agroambientales que colaboran con la difusión de las buenas prácticas ambientales y tecnológicas, para una eficaz adaptación a la variabilidad del clima de los municipios de la Concepción, Ciudad Sandino, El Crucero, Ciudad Darío, Teustepe, San Francisco Libre y Nidirí.