Si usted es amante de las frutas y le gusta consumirlas, este es el momento para adquirirlas en todos sus colores, sabores y tamaños, gracias a que los diferentes mercados capitalinos se encuentran abarrotados y con precios muy accesibles.

Los comerciantes que venden frutas destacaron que Nicaragua es un país bendecido porque nuestra madre tierra, nos da la posibilidad que de sus entrañas puedan brotar estos majares naturales que proporcionan múltiples vitaminas y contribuyen a mantenernos sanos.

Frutas como el mango, la papaya, las sandias, los melones, las piñas, las mandarinas, los limones, los bananos y otras, están esperando que las adquieran para después disfrutarlas ya sea en refrescos, batidos o en su estado natural. Para quienes gustan del almíbar, no hay pretextos para elaborarlo en su casa y hacerlo para toda la familia.

“Hay que aprovechar para comer todas estas frutas, porque está la temporada y el calor que hay es bueno, hay que comer bastante fruta para refrescar el estómago”, dijo Albertina Ordoñez, comerciante de frutas.

El mango liso ideal para el almíbar se cotiza a 20 córdobas la docena, la mandarina, dependiendo del tamaño, la encuentra a 20, 30 o 40 córdobas. El jocote tronador cuesta, el balde grande, entre 180 y 200 córdobas, dependiendo del tamaño y la calidad del mismo.

Los comerciantes venden bolsas con jocotes a 40 y 20 córdobas, la guayaba a 10 córdobas, el níspero a 5 y 10, el delicioso caimito a 5 por 20 córdobas y el mango chino a 5 cada uno. La sandia la puede encontrar, dependiendo de su tamaño, en 15, 20, 40, 60 y hasta 80 córdobas. El melón puede comprarlo entre 10 a 30 córdobas la unidad.

“Lo que se está vendiendo más es el jocote, el mango, la piña dulce”, dijo María Victoria González, comerciante de Masaya que vende en el Mercado Oriental.