El Gobierno sandinista realizó la inauguración de un proyecto de energía eléctrica en la comunidad del Danto, en Rosita.

Se conectaron 72 viviendas, restituyendo así el derecho a la energía eléctrica a 377 pobladores con una inversión superior a los dos millones de córdobas.