Samsung presentó este miércoles su más reciente lanzamiento: el Galaxy Fold, un teléfono de 4,6 pulgadas, plegable que al desdoblarse por la mitad, se convierte en una tableta de 7,3 pulgadas.

El nuevo dispositivo de la serie Galaxy, que cumple 10 años, tiene 12 gigabytes de memoria RAM y 512 de almacenamiento. Cuenta con seis cámaras: tres en la parte trasera, dos internas y una en la parte frontal.

La capacidad de “multasking”, o de realizar varias tareas al mismo tiempo, es una de las características más destacables del dispositivo, que funciona con sistema operativo Android.

En la pantalla de la Tablet, el usuario podrá tener en funcionamiento tres diferentes aplicaciones al mismo tiempo.

El equipo lleva una bisagra, que le permite la flexibilidad, abrirse y cerrarse como un libro, y funcionar tanto como smartphone y como tableta.

La fecha de llegada al mercado, según revelaron los ejecutivos de la compañía, será el próximo 26 de abril.

El precio de lanzamiento arrancará en US$1,980. Estará disponible en variedad de colores: gris, verde, negro y azul.