Thorsten Heins, consejero delegado de BlackBerry, aseguró que, pese al incremento de la venta de tabletas en todo el mundo, éstas están destinadas a desaparecer en cinco años.

Heins explicó que, si bien la gente va a seguir demandando pantallas grandes en el lugar de trabajo, no serán como las de las tabletas que se distribuyen actualmente.

“Las tabletas no son un gran negocio" remató Heins. No obstante queda la duda si su escepticismo frente al dispositivo se debe a la poca acogida que tuvo PlayBook , que en el últmo trimestre de 2012, sólo logró vende 150 mil unidades en el mundo, pese a las múltiples rebajas que tuvo.

El consejero de Blackberry aseguró que por ahora no está en planes de la compañía poner en el mercado otra tableta, a menos que estén plenamente convencida de que será un producto rentable.