Los últimos lanzamientos de videojuegos no paran de sorprender al público por sus increíbles producciones de estilo cinematográfico. Para disfrutar de estas partidas se necesitan de potentes computadoras personales o de consolas de última generación, como la Xbox One o PlayStation 4.

Sin embargo, una generación que había quedado en el pasado volvió al mercado para la felicidad de los nostálgicos que añoraban a Super Mario, Sonic y Tekken.

Nintendo fue el primero en reeditar la NES Mini, una versión compacta de su exitosa consola hogareña con juegos clásicos preinstalados como el Super Mario Bros, Donkey Kong y Pac-Man.

El éxito fue instantáneo y la reedición se agotó su primera tirada, una demanda de los fans que la firma nipona, no esperaban para este lanzamiento.

Luego llegó el turno de la Super Nintendo Classic Edition, con clásicos como Street Fighter 2 y Super Mario Kart, que además tuvo el sabor especial al ofrecer una inédita secuela del Star Fox 2.

La NES Mini de Nintendo fue lanzada en 2016 y dio el puntapie inicial para el regreso de los equipos retro al mercado.

Sony también se sumó a este furor retro y lanzó al mercado la PlayStation Classic, una versión compacta de la consola que marcó un hito en la década del 90 al vender más de 100 millones de unidades entre 1994 y 2006.

Así es como estos equipos legendarios de Nintendo, Sega y Sony tienen una segunda vida y demuestran que, para algunos, todo tiempo pasado fue mejor.