El programa de salud visual que promueve el Gobierno Sandinista que dirigen el presidente Daniel Ortega Saavedra y la vicepresidenta compañera Rosario Murillo, sigue sumando protagonistas que recuperan la vista, gracias a la entrega de lentes de lectura y la jornada Misión Milagro que sabiamente fundaron los líderes revolucionarios y comandantes Hugo Chávez y Fidel Castro Ruz.

Cada jueves los amplios pasillos del Hospital Nacional de Oftalmología se llenan de pacientes mayores de 38 años y adultos mayores, que se practican los diferentes exámenes visuales y de acuerdo al resultado, reciben sus lentes para leer o son remitidos a los médicos de Misión Milagro.

“Todos los jueves estamos realizando la jornada de entrega de lentes de lectura para personas mayores de 38 años. Cada jueves estamos preparados para atender a 300 personas para sus lentes, pero si se presentan pacientes los otros días de la semana, también son atendidos totalmente gratuitos”, explicó la doctora Francisca Rivas, directora del citado hospital.

oflat

Añadió que la mayoría de los pacientes son de escasos recursos, por lo que con este programa se garantiza ese derecho a la salud visual. En el caso de los adultos mayores con problemas de cataratas, son atendidos por Misión Milagro que evalúa si requiere o no una operación de urgencia.

“Estas jornadas son una bendición para las familias, como parte de esa restitución al derecho a la salud visual que tiene nuestra población y que el gobierno que presiden el comandante Daniel Ortega y la compañera Rosario Murillo, han estado diciendo presentes para mejorar los indicadores de salud de la población”, manifestó Rivas.

Para Juan Bautista Pichardo, originario del municipio El Sauce, es algo muy bueno que se garantice a los pobres este programa, sobre todos a aquellos que no pueden comprar sus lentes de lectura.

“Esperamos que estos programas se mantengan durante mucho tiempo, por eso le agradecemos al Comandante Daniel, a quien le solicitamos que se mantengan estos beneficios al pueblo”, dijo Pichardo.

“Me siento muy bien que ahora puedo ver las letras pequeñas. Ya llegué a los 40 años y estaba teniendo problemas para leer, por eso vine a realizarme los exámenes y para mi sorpresa me regalaron unos lentes nuevos, por eso agradezco a este gobierno que se preocupa por los pobres”, manifestó Cristian del Socorro Martínez.