El magistrado de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), Rafael Solís Cerda, señaló que existen entre los magistrados del Poder Judicial, tres vías para una posible reforma a la Ley 799, Ley Integral contra la Violencia hacia la Mujer, de cara a permitir trámites de mediación en delitos menores contemplados por la legislación.

Según explicó Solís, una de las vías es que el Presidente Daniel Ortega envíe una solicitud de reforma; la segunda, es una orden administrativa que ordene aplicar la mediación en los delitos menores; y una tercera es declarar inconstitucionales algunos artículos de la Ley.

“Estamos tratando de buscar un consenso entre los magistrados antes de meternos a discutir los recursos sobre algunos puntos de la ley que son los medulares, algo hemos adelantando”, dijo Solís.

Subrayó que existe consenso en el tema de la mediación, figura que no está contemplada en la ley 779, pero que a criterio de Solís debe incluirse para aquellos delitos menores.

“Dejaron cerrada las puertas a la mediación en el caso de la violencia sicológica, la violencia patrimonial, la violencia en un funcionario que a juicio de la mujer no la deja que ascienda (en posición laboral) el acoso sexual”, expresó Solís. Estos delitos contemplados en la ley 779 tienen penas de 1 a 5 años.

“Lo que estamos trabajando nosotros es ver, de alguna manera restablecer la mediación que ya está en la ley orgánica (del Poder Judicial) y que existen en el caso de los delitos económicos, bajo el llamado principio de oportunidad”, explicó el magistrado.

Opina que se debe restablecer la mediación para aquellos delitos que no tienen penas mayores a los cinco años. Mientras el femicidio, homicidio y otros delitos graves tienen que ser procesados tal y como lo establece la ley.

“Si hay perdón de la mujer y hay un arreglo con el marido o con su compañero, entonces el juicio se pueda cerrar. Ahorita nos ha llevado a una situación que aunque la mujer perdone al hombre, como la ley no lo establece (la mediación) el juicio sigue adelante, a pesar que la mujer ha llegado a declarar a los juzgados que no quiere seguir el juicio que quieren arreglarse con el hombre y aun así los jueces han sentenciado en contra del hombre”.

Desde que la Ley 779 entró en vigencia cerca de 700 hombres han sido condenados por diversos delitos contemplados en la norma. Se han procesado a más de 6 mil 400 ciudadanos que han sido acusados por sus parejas.