El navegador fue dado de baja en 2015, cuando Microsoft presentó Edge, pero todavía se sigue en uso, lo que presenta un problema de seguridad para los usuarios.

A principios del año se ha confirmado que modificaran el motor de su broswer Edge para usar el mismo que el Chrome Google, ha explicado que el navegador explorer hace tiempo se mantiene por razones de compatibilidad.

Solo da abasto a nivel empresarial, y se les aconseja a los usuarios no usarlo como navegador predeterminado.

En el blog de Microsoft ha explicado, que los desarrolladores hace tiempo que no prueban nuevas herramientas o aplicaciones en Internet Explorer, ya que se mantiene debido a que ciertas empresas trabajan los estándares de Explorer.

Se menciona que muchas empresas usan páginas web antiguas en intranets y necesitan viejos estándares HTML, ya que en navegadores modernos no está disponible.   

Este sistema sigue presente en Widows 10, pero la compañía desaconseja su uso, "no admite nuevos estándares web y, si bien muchos sitios funcionan bien, los desarrolladores no están probando para Internet Explorer en estos días. Están probando en los navegadores modernos", haciendo que este navegador resulte obsoleto y su función como navegador predeterminado no sea útil.