Una lucha permanente mantienen los pobladores del barrio Bertha Calderón en el Distrito III de Managua junto a los brigadistas de la salud, para eliminar los mosquitos transmisores del virus del dengue, chikungunya y zika.

Este jueves no fue cualquier día para los habitantes del sector que, desde tempranas horas de la mañana, abrieron sus puertas y permitieron el ingreso del personal del Ministerio de Salud, que llegó a fumigar las viviendas para eliminar la fase adulta del peligroso vector.

“Siempre diariamente estamos haciendo actividades de lucha antiepidémica porque esto debe ser permanente, tiene que ser diario, en todos los barrios, a fin de poder controlar y erradicar este zancudo transmisor del dengue, chikungunya. No nos podemos cansar, tenemos todos los días para hacer actividades en el hogar, como limpiando, arreglando, lavando, revisando techos, para que el mosquito no pueda desarrollarse”, destacó la doctora Zoila Canales, directora del Centro de Salud del barrio Altagracia.

Instó a las familias a mantener las casas limpias y eliminar todos aquellos recipientes donde se puedan reproducir los zancudos.

“Siempre hay control de las enfermedades, pero esto no quiere decir que no haya criaderos, cuando hay criaderos la enfermedad está latente, en cualquier momento puede darse un brote y eso no es bueno, por eso invitamos a la población a abrir las puertas para que todas las casas sean fumigadas”, añadió Canales.

“Ha sido muy bueno que se hagan estas jornadas, porque ayudan bastante a la eliminación de estas enfermedades. Aquí hacemos limpieza a diario, en nuestros hogares y en las calles. Le pedimos a todas las familias que permitan ingresar a los brigadistas para erradicar esas enfermedades que están causando daño”, comentó el poblador Erving Alvarado.