En 2012 los ingresos públicos del Estado ascendieron a mil 145 millones de dólares más que hace 10 años, lo que representa un crecimiento de 197 por ciento, precisa hoy el Banco Central de Nicaragua (BCN).

Según datos acopiados por la institución, divulgados a través del portal digital www.bcn.gob.ni, de 2002 a 2012 los ingresos anuales del gobierno en este país centroamericano crecieron en un rango de ocho a 15 por ciento.

Destaca que, si esas cifras son analizadas sobre la base de la moneda nacional (córdobas), el aumento es de 375 por ciento a precio corriente, es decir, sin excluir los efectos de la inflación.

La entidad financiera atribuye ese registro al aumento en las recaudaciones de impuestos, sobe todo a partir del retorno a la presidencia del Frente Sandinista de Liberación Nacional, bajo el liderazgo de Daniel Ortega, en 2007.

Sólo en 2012 las recaudaciones fueron mayores en mil 53 millones de dólares, lo cual equivale a 199,6 por ciento más con respecto al monto de 2002.

El BCN recuerda que en 2009, cuando la crisis económica mundial estaba en pleno apogeo y afectó más fuerte la economía nacional, los ingresos fiscales y públicos cerraron en negativo.

Sin embargo, acota, al siguiente año retomaron la senda de crecimiento acelerado que venían experimentando desde 2003.

Ese aumento de los ingresos públicos y fiscales marcha aparejado a la reducción del hambre y la pobreza, hechos por los cuales este país fue reconocido por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), concuerdan analista.

De acuerdo con ese organismo multilateral de 2005 al 2011 la pobreza extrema bajó de 17,2 por ciento a 8,2 en Nicaragua, que en el período de 2010 a 2012 redujo la subnutrición al 20 por ciento del 55 por ciento de la población con respecto al bienio 1990-1992.