Nicaragua está entre los primeros países con una mejor perspectiva económica y de progreso en América Latina y el Caribe, afirmó hoy el representante de este país ante el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Francisco Mayorga.

El economista coincidió con sus homólogos de la Comisión Económica Para América Latina y el Caribe (Cepal) en que el crecimiento al finalizar este año será superior al cinco por ciento.

La economía nicaragüense está robusta, porque en los últimos seis años despegaron dos grandes motores: las exportaciones y la inversión extranjera, declaró Mayorga a la revista En Vivo, del Canal 4 de la televisión.

Desde el retorno del presidente Daniel Ortega al gobierno (2007) las ventas al exterior transitaron de mil millones a tres mil millones de dólares y la inversión extranjera también se triplicó, precisó.

Ello se refleja en ramas como la construcción y el turismo, sector que espera este año alcanzar el millón 250 mil visitantes, cifra superior al millón 100 mil de 2012, añadió.

Mayorga significó la incidencia de ello en el incremento del empleo y aseguró que hace dos años ese está equilibrada con el aumento de la población joven en este país, remarcó.

Datos aportados por el Frente Nacional de los Trabajadores de Nicaragua sugieren que desde el regreso del sandinismo al poder fueron creados más de 724 mil puestos laborales y unas 150 mil mujeres recibieron créditos estatales para fomentar negocios propios.

Sobre esa base Mayorga opinó que el Gobierno hace lo que le corresponde y recordó que Nicaragua sigue saliendo del lastre de la aplicación del modelo neoliberal, en la misma medida en que procura convertirse en una economía socialista, cristiana y solidaria.

Ello marcha aparejado a la ejecución de una estrategia político-social acorde con esa nueva concepción y con el propósito esencial de superar la pobreza y el atraso de la nación, puntualizó.

Aludió a los programas sociales impulsados por la administración de Ortega, cuya actuación distingue porque "procura captar la mayor parte de recursos para canalizarlo a la gente humilde".

En ese orden destacó los beneficios a las mujeres, los resultados a partir de su inclusión en el sistema productivo, y la campaña "Vivir Limpio, Vivir sano, vivir bonito, vivir bien", que a su juicio dio resultados en la higienización de espacios públicos y la eliminación de focos infecciosos.

Mayorga consideró que en el ámbito latinoamericano Nicaragua está camino a convertirse en uno de los milagros económicos, en medio de la crisis global arrastrada desde 2008 y que sigue afectando más a Europa y Estados Unidos.

Nicaragua, con seis millones de habitantes, está entre dos océanos y cuenta con energía geotérmica, minerales, alimentos, una mano de obra excelente y es atractiva para la inversión extranjera si se considera la presencia de inversores de 42 países diferentes, dijo el economista.