Para garantizar la salud en barrios y comunidades, las familias abren la puerta a las brigadas de fumigación, acción que es fundamental para acabar con el zancudo adulto, transmisor de enfermedades.

Doña María Haydee Munguía, comentó que además abrir la puerta del hogar a la fumigación, las familias deben garantizan la limpieza en los hogares, esencial para ganar la batalla en la lucha antiepidémica.

“Es importante que se realicen estas jornadas de fumigación, pero sobre todo que los pobladores se sumen en la limpieza de los hogares, eliminar criaderos y mantener los recipientes con agua tapados”, agregó Munguía.

El Dr. Allan Reyes del Centro de Salud Francisco Morazán, reiteró el llamado a las familias a que abran las puertas a las brigadas de fumigación y abatización, al igual que atender y poner en práctica las medidas y recomendaciones que se hacen en las jornadas de sensibilización.