El  6 de febrero de 1916, a las 10: 15 de la noche, Rubén Darío “El príncipe de las letras castellanas” entró a la inmortalidad y hoy se cumplen 103 años del paso a la inmortalidad, pero aún sus obras resuenan en el corazón de Nicaragua y América Latina.

Félix Rubén García Sarmiento, conocido como Rubén Darío, nació en Metapa (hoy Ciudad Darío), Matagalpa, el 18 de enero de 1867, Falleció a sus 49 años.

Fue poeta, periodista y diplomático nicaragüense y máximo representante del modernismo literario en lengua española.

Darío llegó a ser un poeta muy popular, cuyas obras se memorizaban en las escuelas de los países hispanohablantes y eran imitadas por cientos de jóvenes poetas, la poesía de Rubén Darío aglutina  todas las características del Modernismo, en lo formal, la sonoridad, el ritmo, en los temas, lo exótico, lo mitológico y también su mundo interior, su poesía que llama la atención por lo frívola e intrascendente, versatilidad  sensualidad, patriótica, grave y angustiada.