Las familias del barrio Memorial Sandino y de sectores aledaños protagonizaron este fin de semana una nueva Feria de la Economía Familiar, que les llevó hasta su comunidad productos del campo, recreación, atención médica y variedad de artículos para el hogar.

La feria, que fue dedicada en homenaje al Comandante Tomás Borge, en ocasión del primer aniversario de su paso a la inmortalidad, estuvo bastante concurrida por las familias que además de disfrutar el derroche de cultura y entretenimiento, adquirieron productos de primera necesidad a precios solidarios.

En el puesto de granos básicos, la venta estuvo buena y los precios también, refirió Magda Suárez, una pobladora que con ayuda de su esposo cargaba los víveres recién comprados para el hogar.

“Llevo mi arroz, azúcar, aceite, y otras cositas para la alimentación de mi familia”, comentó Suárez, agregando que “la feria es la mejor opción para que las familias de escasos recursos económicos adquieran su provisión”.

Otro de los productos más demandados en las ferias son las hortalizas, tubérculos y frutas frescas. En la feria se dieron cita al menos 50 productores y productoras cuya vida económica se ha reactivado con programas como Usura Cero y Hambre Cero.

Doña Adelaida Espinoza, atendía el negocio de verduras de su hija. “Aquí tenemos los productos más frescos, cultivados sin químicos, y a precios más bajos que en el mercado”, comentó al ver al equipo periodístico de El 19 Digital.

Adelaida indicó que su puesto se moviliza todos los fines de semana a las ferias de la economía familiar porque las familias demandan verduras frescas, recién cultivadas.

“Aquí nosotros les ofrecemos buenos precios, verduras de calidad”, explicó Adelaida, agregando que las ventas son buenas y aumentan cada fin de semana.

Pero en las ferias las familias también encuentran otros servicios como el de manicure, pedicure, corte de cabello y belleza en general.

En esta ocasión jóvenes que estudian en el colegio Solidaridad, decidieron integrarse a la feria para ofrecer sus servicios de belleza.

Decenas de mujeres pasaron por las manos de las jóvenes para arreglarse el cabello, los pies y manos. “Me siento como reina, ahora si ando como quería gracias a estas muchachas que vinieron y ofrecen este servicio”, comentó Gloria Estrada.

Mientras tanto, madres de familia acompañaban a sus hijos para pasar consulta con los médicos de la brigada sandinista que ya sumaban centenares de atenciones médicas gratuitas a las familias del memorial Sandino.

Aura Real Mejía, organizadora de la feria, destacó que las ferias de la economía familiar son una oportunidad para que la comunidad conozca en qué consisten y cómo funcionan los principales programas de gobierno como usura cero, hambre cero, entre otros.

Mejía también valoró que las ferias también contribuyen con el buen vivir, de manera que se refuercen los lazos de colaboración entre los vecinos y se genere más seguridad ciudadana y tranquilidad.