Los trabajadores agremiados en las confederaciones, federaciones y sindicatos de Enacal y Emprosa, hicieron un pronunciamiento público este viernes en respaldo a las reformas fiscales y de la seguridad social para seguir protegiendo los derechos conquistados por el Gobierno Sandinista durante estos 12 años.

Los trabajadores de las empresas que brindan el servicio de agua potable a la población, reconocieron que antes del 2007 los asegurados y pensionados se encontraban en total abandono en aspecto de salud.

“Y es con nuestro Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional, presidido por el Comandante Daniel y la Compañera Rosario que se inicia la prestación de servicios de salud integrales, incluyendo el tratamiento de enfermedades que antes eran totalmente desatendidas”, dice el documento leído por Yaritza Arauz, presidenta de la Federación Camilo Ortega UNE-FNT.

Al mismo tiempo, se refieren a la intentona golpista de 2018 que arrebató preciosas vidas de hermanos nicaragüenses y dejó cuantiosos daños materiales y económicos al país.

“Muchos de estos indicadores de bienestar (salud, educación, infraestructura productiva, seguridad social, seguridad ciudadana, entre otros) sufrieron un impacto negativo severo perjudicando a los sectores más vulnerables”, aclaran.

No hay nuevos impuestos

Por tal motivo, recordaron que los ajustes no crean nuevos impuestos, sino más bien pretenden “canalizar recursos importantes para continuar desarrollando los programas y proyectos que mejoran el bienestar de las familias nicaragüenses. Es decir, continúan el combate a la pobreza y la eliminación de la extrema pobreza”.

José Brizuela, Secretario General de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), afirmó que las reformas giran en torno a los ejes principales que son la defensa del empleo y la inversión social, destinada a mantener la salud y los medicamentos gratuitos, la educación y la infraestructura vial, entre otras.

“Estos ajustes vienen a consolidar la solidaridad para los más de 626 mil pensionados que se encuentran en el INSS, los más de 700 mil trabajadores activos en el INSS y los 56 mil que están en el seguro facultativo, por eso es que respaldamos tanto las reformas fiscales como los ajustes de la rotulación que dio la junta directiva del INSS”, precisó.

A su vez, Paulino Ramón Mayorga Suarez, secretario general de la Federación Nicaragüense de Sindicatos de Trabajadores del Agua, explicó que el respaldo se da porque no se afecta directamente a los trabajadores, sino que más bien busca que paguen los que tienen más.

“Producto de los escenarios que se han venido presentado del fallido golpe de Estado hubo una repercusión y hoy en día el Estado como tal está buscando la alternativa de mantener la estabilidad laboral, mantener la estabilidad socioeconómica para todas, para no negar la salud, el trabajo, la educación. Eso contempla la reforma”, afirmó.

Al respecto, afirmó que los que están poniendo de manifiesto su desacuerdo son aquellos que precisamente tienen más y se resisten a aportar al desarrollo del país.

“Los que siempre han sido exonerados y hoy en día tienen que pagar. Recordemos que ellos han sido beneficiados, ellos mismos han venido manifestando que fueron beneficiados. Hoy en día tienen que pagar. Lo que debemos estar claro, es que es acogido por todos los trabajadores, principalmente aquí en Enacal a la iniciativa de esta reforma, todo nuestro respaldo está en esta reforma”, expuso.

El pronunciamiento fue hecho en conjunto por la Confederación de Trabajadores del Agua Comandante Camilo Ortega Saavedra UNE-FNT, la Federación ALBA-Solidaria CST, Federación Departamental de Trabajadores Fetraenacal, CUT, la Federación Departamental Unitaria de Sindicatos de Trabajadores de Managua Fedustrama CUT y la Federación de Trabajadores de la Empresa Nacional de Acueductos y Alcantarilladlos (Enacal) CST-JBE.