Las rocas son el material sólido que forman la tierra y otros cuerpos planetarios, está formada por cristales o granos de uno o más minerales.

Los minerales son compuestos básicos o en algunos casos elementos únicos; al igual que los granos o cristales se pueden observar por medio de microscopios o fácilmente visibles.

La textura de una roca, la disposición de los minerales que la constituyen también tiene efecto en su aspecto. La composición mineral y la textura de una roca son el reflejo del proceso geológico que la creó.

En geología las rocas se dividen en tres grandes grupos: ígneas, sedimentarias y metamórficos.

Las rocas ígneas, se forman cuando la roca fundida (magma) se enfría y se solidifica. El magma es roca fundida proveniente del interior de la corteza de la tierra, a medida que el magma se enfría lentamente en varios niveles de profundidad en la tierra está perdida de calor permite la creación de cristales grandes.

Las rocas sedimentarias, los sedimentos son la materia prima para estas rocas se acumulan en capas en la superficie de la tierra, son materiales que se forman a partir de rocas preexistentes por los procesos de meteorización. Los materiales de sedimentación son transportados por agua, viento o el hielo glacial.

Las rocas metamórficas, se producen a partir de rocas ígneas, sedimentarias o incluso otras rocas metamórficas, cada roca metamórfica tiene una roca madre. El metamorfismo es básicamente el cambio de forma que sufre la roca, la mayoría de estos cambios ocurren en la profundidad con grandes presiones elevadas.