La derrota del Real Madrid en Dortmund podría tener repercusión. Pese a que el técnico portugués indicó que “hemos sido peores en todo” y que no quiso particularizar en ninguno de sus hombres la derrota, lo cierto es que sí hubo dedo acusador. Mourinho se limitó a exculpar a Diego López y pese a no señalar a nadie en el vestuario cuatro hombres enfadaron a su entrenador: Pepe, Xabi Alonso, Khedira y Ozil.

En una información de Miguel Serrano publicada en Marca se indica que la actuación de estos cuatro futbolistas fue valorada por Mourinho como la causante de la derrota, ya que al equipo se le fundieron los plomos por los problemas de su columna vertebral.

El primero de los señalados, según esta información fue Pepe. El central portugués estuvo muy lejos de su mejor versión y no consiguió con su actuación recuperar un sitio en el once madridista. Lewandowski campó a sus anchas por el área madridista y tanto Pepe como Varane se volvieron para Madrid sin cometer ni una sola falta.

Por su parte, Xabi Alonso y Khedira también suspendieron en la medular. El tolosarra, aquejado desde hace semanas de una pubalgia, no rindió como acostumbra y ni él ni su acompañante pudieron frenar las acometidas de la línea de tres alemana compuesta por Reus, Götze y Kuba.

Además, tampoco tuvieron la capacidad de asistir a los laterales en tareas defensivas.

Por último, Mesut Ozil tampoco escapó del dedo acusador de Mourinho. La entrada de Modric en el once le desplazó a la banda y estuvo muy lejos de su nivel. En tareas defensivas, donde se esperaba que pudiera ayudar a Sergio Ramos, tampoco resultó eficaz.