Son muchos los turistas que todos los días visitan el volcán Cerro Negro, el más joven del planeta, con 728 metros de altitud y a una de las ciudades coloniales más bella de Latinoamérica.

El volcán Cerro Negro posee una particular arena negra que contrasta con el impresionante verde de la vegetación circundante.

Los turistas también aprovechan para conocer los encantos de la ciudad colonial de León y además disfrutar de su gastronomía y sobre todo de la gente lida de ese departamento del occidente de Nicaragua.

LEON2

LEON2

LEON2

LEON2

LEON2

LEON2

LEON2