Una delegación de gobierno integrada por el Ministerio de la Familia, Adolescencia y Niñez (Mifan), el Ministerio de Gobernación y el Ministerio de Salud, recibió la mañana de este miércoles a 95 hermanos y hermanas nicaragüenses deportados de los Estados Unidos.

La compañera Yohiza Cortes, dio el recibimiento a los nicaragüenses que iniciarán una nueva y mejor vida en la tierra que los vio nacer.

“En nombre del presidente Daniel Ortega y la vicepresidenta Rosario Murillo, les damos la bienvenida a su patria, estaremos entregándoles una ayuda económica para que puedan trasladarse a su lugar de origen, además de alimentos y se ha dispuesto de unidades de transporte las que los estarán trasladando a las terminales de buses”, detalló.

Muy emocionados por el recibimiento que no esperaban, los nicaragüenses agradecieron la voluntad del gobierno de acogerlos con cariño y respeto a sus derechos que les fueron violentados en el país donde fueron retenidos y expatriados.

“Viví 30 años en Estados Unidos, pero estoy feliz de estar nuevamente en mi país, allá se vive una vida de encierro y aquí tendré una vida de libertad, es mi país y me siento contento de estar de regreso. Aquí me quedo para lo que me resta de vida”, destacó Giovanny Chávez.

“No esperaba que nos recibieran de esta manera, en Estados Unidos es difícil estar, hay racismo, nos discriminan por ser centroamericanos y la verdad aquí estoy mejor”, subrayó Wilfredo Centeno.