En este año del Bicentenario de Managua, siguen saliendo a luz algunos detalles impresionantes sobre su fundación, tradiciones religiosas y culturales.

Una de las comidas de origen indígena que disfrutaron los fundadores de la capital eran los “pisquetamales”.

“Los pisquetamales, era una comida indígena propia de Managua, se preparaba con masa de maíz, carne de cerdo, frijoles agrios y otras cosas más”, dicen los historiadores.

“Los Pisquetamales, se envolvían en hojas verdes de tallos de plátanos o de guineos, amarrados con mecate del mismo tallo, se procedía a cavar un agujero en el suelo al que se le prendía fuego; con la presión suficiente se ponían los pisquetamales para su cocimiento. Toda la noche del primero de febrero se velaban con marimbas y guitarra este cocimiento, para repartirlos en la mañana del 2 de febrero, día de la Virgen de Candelaria”.

Otro detalle interesante era la danza del lavado de maíz cocido, que se realizaba en el barrio Candelaria, cada 31 de enero.

“Los 31 de enero de cada año, con motivo de las fiestas de Candelaria, las indias nisquezaban maíz para hacer los pisquetamales; una vez cocido el maíz se repartía en varias bateas y tipo 7:30 de la noche iban al lago a lavar el maíz, pero lo lavaban danzando con sus pies limpios y descalzos sobre la masa. Luego lo llevaban a la casa del mayordomo”, cuenta la historia.