La dirigencia de la denominación cristiana evangélica Asambleas de Dios, extendió al pueblo nicaragüense la invitación a ser partícipes de su 83 Conferencia Anual, que este año estará enfocada en el clamor del pueblo de Dios por la paz en el país y para celebrar los 106 años de la llegada del Evangelio Pentecostal a Nicaragua.

El pastor Roberto Rojas, Secretario Nacional de las Asambleas de Dios, señaló que fue en 1936 cuando se constituyeron como una denominación legalmente establecida en Nicaragua, dando apertura a más de mil congregaciones en todo el territorio.

Nos hemos mantenido desarrollando la tarea de predicar a Jesucristo, estableciendo iglesias en todo el país y basados en nuestras estadísticas somos más de mil 800 congregaciones, siendo la expresión evangélica con más presencia en el país. Hoy invitamos al pueblo cristiano, pastores, delegados y a toda la familia a reunirse a partir de hoy a participar en nuestra actividad”, expresó.

Este año, el clamor se hará acompañar de una jornada de ayuno, como parte del agradecimiento a Dios por la vida y las bendiciones concedidas a lo largo de los años, destacó el pastor Pedro Pablo Rojas, presidente de las Asambleas de Dios.

En este contexto especial que vive nuestra nación, nos hemos convocado para orar por Nicaragua, creemos que nuestra nación necesita un poder sobrenatural que viene del cielo, para que podamos seguir viviendo quieta y reposadamente como la palabra de Dios nos enseña. En nuestra conferencia anual estaremos realizando una jornada de ayuno y humillación por nuestra linda y amada Nicaragua, sabemos que Dios tiene el control de la nación y nos llevará por el destino correcto”, destacó.

El evento contará con la presencia del pastor Jorge Ledezma, originario de Argentina, quien estará al frente de la prédica central, así como de las alabanzas y el clamor de todo un pueblo de fe.

Estamos creyendo que la nación será bendecida con el poder del espíritu santo, acá estarán nuestros hermanos de todos los departamentos, quienes en conjunto nos uniremos en el tiempo de ayuno y oración, son tres días los que estaremos reunidos acá en Managua, confiando en que veremos el poder de Dios manifestarse a través de nuestras oraciones”, añadió Rojas.