El Nuncio Apostólico Monseñor Stanislaw Waldemar Sommertag, participó este sábado en el acto en Conmemoración del 152 Aniversario del Natalicio del Poeta Universal Rubén Darío y expresó sus impresiones sobre esas actividades. Aquí sus palabras:

Pregunta de Periodista

(...) que siempre abogó por la Paz, pero sobre todo defendió el Nacionalismo.

 

Palabras del Nuncio Apostólico
Monseñor Stanislaw Waldemar Sommertag

Pienso que es una obligación de una Nación recordarse de los Personajes que son Héroes Nacionales, ¿no? Yo digo siempre que Héroes Nacionales son como Sacros, Santos, por eso tienen que estar en el lugar más importante; van a ser siempre inspiración para toda la Nación, todo el Pueblo, que tiene que reconocerse siempre, yo digo personalmente, como un Pueblo Santo.

¿Qué significa un Pueblo Santo? Significa un Pueblo Santo que busca la Paz, busca laReconciliación, es un Pueblo que busca también Entendimiento, confrontación al nivel Intelectual; busca el Diálogo, ¿por qué no? Ustedes saben bienque yo digo siempre que, no dialogando no se puede vivir. En las Familias, entre nosotros mirarse en la cara, transmitir las emociones, esto es algo muy importante.

Tenemos que aprender de Rubén Darío estos Valores, estas cosas que son más importantes para cada uno de nosotros en cualquier tiempo de nuestra Vida, pero en este momento presente de Nicaragua aún más.

 

Pregunta de Periodista

¿Qué le parece el Acto, la Celebración del Pueblo?

 

Palabras del Nuncio Apostólico
Monseñor Stanislaw Waldemar Sommertag

¡Lindísimo! Bueno, con toda admiración a todos aquellos que dieron su contribución al realizar este Acto que es lindo, que es una cosa hermosa, continuar y celebrar, porque tenemos que mantener este contacto histórico con los Personajes que viven en nosotros, en los Poemas, en los Actos Culturales. Somos nosotros responsables también de esta continuación.

 

Pregunta de Periodista

¿Qué le ha parecido la Casa Museo, el entorno a la Ciudad de Darío, hay Tranquilidad, se ve Seguridad?

 

Palabras del Nuncio Apostólico
Monseñor Stanislaw Waldemar Sommertag

Yo quiero decir cumplimento aquí a la Alcaldesa y al Vicealcalde, que tienen ojos particularmente concentrados en este lugar, que digo que es como si fuese un Lugar Santo, Sagrado, ¿no? Por eso hay que mantener también todas estas circunstancias vivas.

Y bueno, gracias por organizar todo, porque están con nosotros aquí acompañando al Cuerpo Diplomático, que son los Representantes de los Países acreditados en Nicaragua, y participando también en los Actos en este Aniversario lindo. Agradecemos a todos, también a ustedes porque trabajan mucho.