Como parte de la campaña del buen vivir, las autoridades del Ministerio de la Salud (MINSA) trabajan de manera permanente en el desarrollo y promoción de la salud preventiva, en la que se ven involucrados todos los ciudadanos nicaragüenses a través de los Gabinetes de la Familia, Salud y Vida, esto con el objetivo de garantizar el bienestar de los ciudadanos nicaragüenses.

Para el personal médico del Ministerio de la Salud, la prevención de las enfermedades juega un papel importante para evitar las diferentes patologías que debido al consumismo y las malas prácticas ambientales han ocasionado que muchas personas adultas e incluso menores de edad presenten cuadros clínicos adversos.

La doctora Wendy Idiáquez Mendoza, del Silais-Managua, destacó que para evitar el origen y desarrollo de algunas enfermedades va a depender de la calidad de vida que posea cada una de las familias, tomando en cuenta las buenas prácticas alimenticias y de convivencia con la Madre Tierra.

“Todas las enfermedades son prevenibles, sin embargo esto depende del auto cuido que tengamos cada uno de nosotros enmarcados en los ejes de la responsabilidad compartida, es decir la forma en la que cuidamos nuestra salud y la de nuestras familiares, poniendo en práctica de manera frecuente los hábitos de una sana alimentación y una adecuada convivencia con nuestro ambiente” manifestó.

“Hay prácticas que nos orientan a cuidar la Madre Tierra porque sabemos que tomando en cuenta este elemento, también estamos garantizando nuestro bienestar, recordemos que al tener árboles en nuestras casa estamos garantizando una respiración sana, hay que evitar la quema de la basura porque el humo perjudica nuestra salud, además condiciona a que luego desarrollemos enfermedades del sistema respiratorio” destacó.

Idiáquez Mendoza, señaló que gran parte del trabajo preventivo depende del aporte que brinda cada uno de los ciudadanos nicaragüenses a través del auto cuido, ya que esto da lugar a que en el caso de presentarse algún tipo de patología, esta pueda ser contrarrestada a tiempo.

“Dentro de la dinámica del auto cuido nosotros hacemos el llamado a las mujeres a realizarse chequeos médicos, hacer ejercicios, comer sano y sobre todo comer frutas y verduras de la época, lo que va a permitir que nuestro mismo organismo adquiera defensas hacia la prevención de las enfermedades” señaló.

“Todas las enfermedades son prevenibles y entre más tempranamente las detectemos, estas se vuelven tratables, por ello nosotros venimos desarrollando acciones de prevención y de detección precoz en hombres y mujeres y esto lo hacemos a través de ferias y jornadas de salud de cara a la detección de las patologías” aseveró.

Responsabilidad compartida a todos los niveles

La campaña de responsabilidad compartida se ha venido implementando de manera muy acertada en cada uno de los programas que impulsa el gobierno sandinista y en el caso del abordaje de la salud no es la excepción, el personal médico nicaragüense ha venido trabajando de la mano con las autoridades del Ministerio de la Familia, adolescencia y niñez (MIFAN) y los Gabinetes de la Familia Salud y Vida, esto con el único propósito hacer efectivas las prácticas de salud desde el hogar con el cuido de los más pequeños.

Muestra de este esfuerzo en conjunto es el trabajo que realizan con los menores de edad, a quienes les brindan una atención más especializadas, tomando en cuenta que debido a su condición de recién nacidos están expuestos a muchas enfermedades sino se les brinda el cuido apropiado.

“Nosotros como personal médico del Ministerio de Salud (MINSA) hemos venido trabajando en el desarrollo de las Estrategias de Prevención de la Salud, por indicaciones de nuestro gobierno, este trabajo lo venimos desarrollando con el apoyo de los Gabinetes de Poder Ciudadano, quienes se han sumado a la promoción de la salud a través de la concientización de las familias con respecto al cuido y prevención de las enfermedades” dijo.

“Hemos venido trabajando con el programa Amor para los más Chiquitos, en el que nosotros estamos aportando a la nueva generación de nicaragüenses brindando acompañamiento a la madre desde que está embarazada, a las que también les brindamos capacitación necesaria para que estas brinden una alimentación adecuada al bebé, lo que les va a permitir tener un desarrollo integral” mencionó.

“Estamos llegando a cada hogar nicaragüense donde hay menores de seis años para darle información a todos los miembros de esa acerca del cuido del menor y esto nos va a permitir tener un mayor reporte de información que nos conlleve siempre a la prevención de las patologías” finalizó Idiáquez Mendoza.

En los últimos años el sistema de salud pública de nuestro país ha incrementado y acercado los servicios de salud a nivel nacional, aumentando la red de servicios en 1,235 unidades de salud e incrementando el personal médico en todo el territorio nacional.