Rubén Darío vivió en nuestra querida Managua varios meses del año 1882, cuando cumplió quince años de edad hizo su primera aparición ante el Presidente de la República y diputados.

Darío tuvo una activa y agitada vida social para un adolescente. Publicó en un periódico de Managua, se enamoró de Rosario Emelina Murillo y viajó a San Salvador donde vivió casi un año (agosto 1882- octubre 1883) para retornar a Managua y seguir viviendo en la capital desde finales de 1883 hasta mayo de 1886. El muchacho que llegó a Managua a la edad de 15 años, había crecido a un joven de 19 años cuando se fue rumbo a Chile en 1886.

Los barcos de vapor navegaron por el lago de Managua a partir de 1881

El primer barco de vapor que hizo un viaje de Managua hacia León Viejo, fue el barco “Amelia”, el 27 de marzo de 1881. Luego hubo otros de nombre “Isabel” (1882), “El Progreso” traído desde Inglaterra en 1886. “Angela” y “Managua”. El Viaje de Managua a León Viejo duraba tres horas. La época de oro de los barcos de vapor terminó en 1905 con la inauguración del ramal ferroviario Nagarote-Managua.

Rubén Darío viajó en el barco “Amelia” en 1886

El 31 de mayo de 1886, Rubén Darío se embarcó en “Amelia” para navegar por el lago de Managua. Desembarcó en León Viejo donde admiró el Volcán Momotombo. Abordó el tren hacia León y después de un corto tiempo salió hacia Chile, a su inmortal encuentro con su destino.