Una nueva jornada de bendición y unción de la palabra de Dios, se realizó en los predios de la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua (UNAN-Managua), uno de los recintos universitarios que sufrió el escarnio y destrucción de los grupos violentos que intentaron ejecutar un golpe de estado en el país.

Las oraciones al Creador se llevaron a cabo exactamente en el Centro de Desarrollo Infantil Arlen Siu, un lugar emblemático del quehacer académico, pues ahí decenas de niños y niñas, reciben educación, mientras sus padres trabajan en la universidad.

El pastor Orlando Cruz, de la Iglesia La Viña, se encargó de guiar las oraciones y bendecir con aceite las instalaciones del CDI, lugar donde aún puede apreciarse los vestigios del terror y destrucción que durante tres meses instalaron los delincuentes que mantuvieron secuestrado el recinto.

“Este es un lugar donde venimos a hacer la unción, venimos hacer una oración de paz porque este pueblo es cristiano, todos creemos en un Dios que es superior a todo, venimos a hacer la unción para transformar, ¿qué significa unción?, significa transformar, ¿qué significa usar aceite?, es limpieza y es crear la paz entre nosotros mismos en nombre de Cristo Jesús”, comentó Orozco.

En este encuentro participaron estudiantes, docentes y familias de los barrios aledaños al campus universitario, que sufrió graves daños materiales y económicos.

El compañero Jaime López, vicerrector de la UNAN-Managua, señaló que este momento de espiritualidad, lo hicieron para promover la paz y la reconciliación entre las familias, con los estudiantes y con los trabajadores.

“Este es un momento para permitirnos a nosotros estar en confianza, con la seguridad de que entre todos vamos a cuidarnos unos con otros y también vamos a ser capaces de llevar adelante la tarea que se nos ha encomendado, en este caso el cuido, protección y educación de niños desde los dos años hasta los seis, que son hijos, nietos y sobrinos de los trabajadores”, declaró López.

Este sitio los grupos vandálicos lo utilizaron para la fabricación de armas artesanales, bombas molotov y centro de desarme de vehículos y motocicletas que robaban a las personas que circulaban en los barrios aledaños.

uncion

uncion

uncion

uncion