En la iglesia evangélica Jeremías 3:33, ubicada en el barrio Hilario Sánchez, miembros y pastores de la comunidad evangélica del Distrito IV, se congregaron para elevar oración a Dios por la paz, la tranquilidad y la seguridad en Nicaragua.

Ello forma parte de las jornadas de unción y oraciones para bendición del país que realizan las diferentes iglesias evangélicas, y en las cuales también se pide a Dios para que dé fortaleza y sabiduría al presidente Daniel Ortega y a la compañera Rosario Murillo para seguir adelante.

“Las iglesias cristianas y todos los pastores de este barrio del Hilario Sánchez están apoyando toda esta gran lucha, pidiéndole a Dios con estas oraciones”, dijo la compañera Patricia Salas, secretaria política de este barrio.

El pastor Raúl Carazo dijo que la paz lleva al desarrollo, al progreso, al turismo, a la inversión “y verdaderamente eso es tener diálogo, hablar de una teología de la paz que nos envuelve a todos”.

“Los mejores prospectos de la nación siempre están interesados en impulsar la paz, el pastor se debe de dar a conocer por trabajar el tema de la paz, el sacerdote, si tiene ese oficio, debe de trabajar la paz, el obrero, el campesino, el estudiante de la universidad, si quiere ver una nación en progreso debe de trabajar por la paz”, dijo

“Y la paz es verdaderamente ser hermano, ser amigo, ser correspondiente uno al otro, como dicen los diez mandamientos resumidos en dos, amarás a tu prójimo como a ti mismo y amarás a Dios con toda tu fuerza y con todo tu corazón. Si esos dos elementos los ponemos de eje transversal en Nicaragua vamos a estar muy bien”, añadió.

A la vez resaltó que al tener paz interior no importa la doctrina que se tenga, al final lo importante es que todos sean constructores de paz.

Uno de los presentes fue don Manuel Feliciano Bustos, quien expresó que en este año se le pide a Dios para que haya paz y amor en cada corazón.

“Le pedimos al Señor que cambie los corazones y transforme al hombre en un camino de paz y entendimiento”, enfatizó.

culto

culto

culto

culto

culto

culto

culto

culto

culto

culto

culto

culto